14 enero 2013
09:03 AM ET

Los cubanos están deseosos de aprovechar las nuevas normas de viaje al extranjero

LA HABANA, CUBA (CNN) — Mileidy Ramayao no ha visto a su padre desde que salió de Cuba en una balsa, pero tiene la esperanza de que la reducción de las restricciones de viaje en su país les permitan reunirse pronto. "No he visto a mi padre desde 1994. Daría mi vida para poder verlo y darle un abrazo", asegura Ramayo.

Los cubanos ya no necesitarán un permiso de salida y una carta de invitación de alguien en otro país para viajar al extranjero a partir de este lunes.

Poco después de que Fidel Castro tomó el poder en 1959, las leyes estrictas de viaje se pusieron en marcha para frenar el éxodo de Cuba.

Ahora los cubanos solo necesitan un pasaporte para viajar al extranjero y pueden permanecer en el exterior durante dos años, el doble de tiempo del permitido en las restricción anterior, sin perder su propiedad o capacidad de volver a la isla.

Los médicos y otros profesionales que, según el gobierno, le deben a la sociedad cubana por su formación también serán capaces de tomar ventaja de las restricciones más flexibles. Por primera vez, los cubanos podrán viajar al extranjero con sus hijos pequeños.

Las autoridades han dicho que los oficiales militares, quienes pueden poseer secretos del gobierno y estrellas del deporte podrían ganar una fortuna en el extranjero en comparación con sus salarios en Cuba y tendrán que enfrentarse a restricciones adicionales.

No estaba claro si los miembros de organizaciones disidentes podrán recibir premios en el extranjero, pero también serán capaces de viajar con mayor libertad.

"Si se quita el permiso de salida y los ciudadanos cubanos requieren revalidar sus pasaportes, la pregunta es: ¿todos los que lleven un pasaporte tendrán la libertad de viajar, o habrá continuarán los controles?", dijo la secretaria de Estado adjunta para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, Roberta Jacobson.

Un portavoz del Departamento de Estado informó este viernes en un comunicado que EU está trabajando para hacer frente a cualquier aumento en el número de cubanos que buscan visas para viajar a su territorio.

Funcionarios estadounidenses han dicho que, por el momento, la Ley de Ajuste Cubano, o "pies mojados, pies secos", se mantendrán en su lugar. La ley permite que los cubanos que llegan a Estados Unidos permanezcan ahí.

Con la reducción de las restricciones de viaje, los funcionarios cubanos volvieron a pedir que se ponga fin a la política.

Ramayo dijo que espera poder viajar pronto al extranjero y reunirse con su familia, mientras espera en una fila para tramitar su pasaporte, pero admitió que todavía tenía que encontrar un país que le daría una visa y poder pagar por un boleto de avión. Ramayo sueña con ver el mundo más allá de las costas de Cuba y luego regresar a casa, aún con las dificultades.

"Es lo que todo el mundo quiere", dijo. "Para ser un país normal y como todas las personas que solo podamos comprar un boleto y entrar a Cuba e ir a otros lugares también".

Temas:
Secciones: Cuba • Estados Unidos • Latinoamérica • Mundo • Viajes y Turismo