Del negro al blanco, ¿qué provoca el encanecimiento en los presidentes?
23 enero 2013
05:04 PM ET

Del negro al blanco, ¿qué provoca el encanecimiento en los presidentes?

Por Val Willingham

(CNN) — Bill Clinton y Ernesto Zedillo lo hicieron. También George W. Bush y Vicente Fox. Calderón se unió a la lista y parece que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, también lo hará.

¿Qué tienen en común todos estos hombres, además de ser presidentes de Estados Unidos y México?: su cabello se volvió gris durante sus periodos presidenciales.

¿Por qué? Una palabra: estrés.

“Cuando las personas tienen situaciones estresantes, lo que ocurre es que hay una condición conocida como efluvio telógeno, y eso significa que tu cabello se cae más rápidamente de lo que debería”, dice el dermatólogo Howard Brooks, director de SKIN: Centro de Dermatología Cosmética.

Cada vez que un folículo pierde un cabello y un nuevo cabello crece en ese lugar, consume pigmento. El pigmento se utiliza para el reemplazo de cada pelo. Una vez que el pigmento se agota, el cabello se vuelve gris o blanco.

En 1994, el cabello de Ernesto Zedillo era muy negro y a su salida de la Presidencia de México, en 2000, ya era gris.

En el mismo año, Vicente Fox tenía sólo algunas canas al asumir el poder, pero en 2006 su cabello era predominantemente canoso.

Felipe Calderón inició su presidencia en 2006 con bastantes canas, sobre todo arriba de las orejas, para 2012 su cabellera es muy similar.

Cuando Bill Clinton (presidente de 1993 a 2001) asumió la presidencia de Estados Unidos a los 46 años, ya tenía el cabello canoso, pero terminó su mandato con la cabellera casi blanca.

Después de ocho años en la presidencia (2001-2009), el aspecto de George W. Bush había cambiado. “Cuando me vaya a casa (...) voy a mirarme en el espejo y me gustará lo que vea, excepto quizá por el cabello gris”, dijo.

Este año, Barack Obama entra a su segundo mandato, y su cabello negro poco a poco se mancha de blanco.

Los médicos dicen que es sólo una señal de lo que vendrá. “Hay tanto estrés, que su cabello comienza a caer más fácilmente de lo que debería; aproximadamente tres a cuatro o cinco veces de lo que debería”, señala Brooks.

Y aunque Obama dejará la presidencia cuando tenga menos de 60 años, los médicos dicen que el gris es algo con lo que tendrá que vivir.

“Normalmente una vez que tu cabello es gris, te quedas con el gris”, dice Brooks.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, tiene 46 años y algunas canas. ¿Cómo crees que sea su cabellera cuando termine su mandato en 2018?


Secciones: Curiosidades