Un exagente, el hombre más buscado en EE.UU.
8 febrero 2013
03:29 PM ET

¿Dónde está el expolicía que le declaró la guerra a la policía?

Los Ángeles (CNN) – Christopher Jordan Dorner es hoy el hombre más buscado de los Estados Unidos. El expolicía, sospechado del asesinato de por lo menos tres personas, es intensamente buscado por sus antiguos compañeros mientras muchos en el país temen ante la posibilidad de un nuevo ataque. Algunos, sin embargo, lo consideran un héroe.

La policía siguió este jueves las diversas pistas hacia un complejo turístico al oeste de Los Ángeles. Allí, los investigadores encontraron la camioneta de Dorner, quemada y sin mayores rastros del señalado. Una inminente tormenta amenazó con dificultar aún más la complicada búsqueda.

Dorner, un exteniente de la Marina fue oficial del Departamento de Policía de los Ángeles desde el 2005 hasta el 2008, cuando fue despedido. Ahora el hombre, que pesa más de 120 kilos, ha prometido conducir “una guerra asimétrica y poco convencional” contra sus excompañeros y sus familias, en lo que considera es “el último recurso” para limpiar su nombre y vengarse de una institución que, según sostiene, lo maltrató.

De 33 años, Dorner es buscado por el asesinato de dos personas en Irvine, California, el pasado domingo y por el tiroteo contra tres policías del área de Los Ángeles el jueves, que terminó con la vida de uno de ellos. La policía confirmó que una de las víctimas de la tragedia de Irvine es Monica Quan, hija de un oficial retirado que defendió a Dorner cuando este intentó recuperar su trabajo.

Percibido por las fuerzas de seguridad como un violento asesino, otros piensan en Dorner como un antihéroe que le ha declarado la guerra a una institución que consideran corrupta.

“Que Dios te bendiga, Chris #Dorner”, escribió un usuario en Twitter. “Todo vuelve. La policía de Los Ángeles es corrupta”, agregó.

Otra persona dijo en la red social que lo que hizo Dorner está mal, pero que “El Departamento de Policía de Los Ángeles (DPLA) ha hecho cosas mucho peores”.

“No voy a opinar sobre el sospechoso”, declaró Sergio Díaz, jefe de la policía de Riverside, horas después del fallecimiento de uno de sus subalternos. “Creo que la carta da cuenta de una mente y un corazón enfermos y abandonados”, sostuvo.

Entonces, ¿qué se sabe hasta el momento?

- Dorner es acusado de asesinar a Quan y su pareja el domingo en Irvine y de dispararle el jueves a tres policías, dos de Riverside, California, y uno del Departamento de Los Ángeles. Según las autoridades, uno de los oficiales de Riverside, de 34 años, falleció y el otro resultó gravemente herido. El policía de Los Ángeles solo sufrió heridas leves.

- En una larga carta presentada por la policía, Dorner dijo que había sido injustamente despedido por el departamento tras acusar a un colega por brutalidad policial. Al denunciar una vigente cultura de racismo y violencia en la fuerza, indicó que los ataques a oficiales y sus familias “son un mal necesario que no disfruto pero me veo obligado a cometer para lograr un cambio en el DPLA y limpiar mi nombre”.

- Las pistas finalmente condujeron a la policía al complejo turístico de Big Bear, en California, tras pasar por Los Ángeles, San Diego y Las Vegas, donde la policía encontró la camioneta de Dorner. Pese a la intensa búsqueda, el viernes todavía no había rastros del acusado.

- El DPLA y otros organismos han tomado medidas extremas para proteger a los oficiales. Cuarenta equipos están custodiando a posibles blancos de Dorner.

- Si bien Dorner señaló en su misiva que “los asesinatos terminarán cuando la verdad salga a la luz”, el jefe del DPLA, Charlie Beck, indicó que las autoridades no piensan pedirle perdón a Dorner o limpiar su nombre. Su despido, dijo Beck el jueves, ya ha sido “extensamente revisado”.

- El jueves, agentes del FBI registraron el hogar de Dorner en Las Vegas. La búsqueda obligó a que sus vecinos debieran abandonar sus casas por varias horas, según KLAS, afiliada de CNN.


Secciones: CNN Latino • Estados Unidos • Noticias