El líder del futbol africano pide endurecer los castigos contra el racismo
Hayatou dijo que salirse de la cancha ante una conducta racista no es la solución contra el problema.
11 febrero 2013
09:31 PM ET

El líder del futbol africano pide endurecer los castigos contra el racismo

(CNN) — El hombre más poderoso del futbol africano quiere que se apliquen castigos más duros a quienes incurran en conductas racistas, sin embargo, dijo a CNN que los jugadores agraviados no deberían hacerse justicia por propia mano ni salir de la cancha.

Issa Hayatou, miembro del comité ejecutivo de la FIFA, dijo que los responsables “avergüenzan a la humanidad”, pero sin importar la naturaleza de la provocación, es mejor superarla al demostrar calidad en la cancha.

“Abandonar la cancha no es la solución. Es en realidad un impulso. Es muy malo para el jugador”, dijo.

“Debes de jugar un futbol hermoso y ayudar a que tu equipo meta goles para demostrar la igualdad entre blancos y negros, así se acabaría el problema. Así que creo que abandonar la cancha no es suficiente. Es mejor quedarse, hacer un mayor esfuerzo, resistir el insulto y demostrar que eres capaz de hacer cosas muy buenas”.

Hayatou hizo sus comentarios después de que Kevin Prince Boateng, jugador del AC Milan, saliera de la cancha tras haber sido víctima de ataques racistas durante un partido amistoso contra un equipo de una división menor, en Italia. Dijo que entendía la difícil situación de Boateng y que quería que se aplicaran castigos más duros.

“La FIFA está haciendo mucho para erradicar el racismo en el futbol; algunas organizaciones internacionales, como Naciones Unidas, están haciendo todo lo posible para erradicar el racismo. ¿Qué haremos nosotros? Todo lo posible. Creo que no es suficiente aplicar pequeñas multas. Necesitamos encontrar otros castigos para disuadir a esta gente que avergüenza a la humanidad”, agregó.

Hayatou ha sido presidente de la Confederación Africana de Futbol (CAF) desde 1987 y en 2002 contendió —sin éxito— contra Joseph Blatter para ocupar la presidencia de la FIFA. Quiere que el órgano rector mundial, bajo el mando de Blatter, tome una “decisión unánime” para combatir el problema del racismo, pero cree que los partidos arreglados son una amenaza aún mayor.

“Es algo tan negativo como el racismo, pero yo diría que arreglar un partido es más negativo; es muy, muy malo, no deberíamos saber quién va a ganar”, dijo. “Para mí, lo peor es un partido arreglado”.

Hayatou, de 66 años, se postulará para ser elegido por séptima ocasión como presidente de la CAF el mes próximo en Marruecos, después de supervisar la Copa Africana de Naciones que se celebro en Sudáfrica, en donde Nigeria se alzó campeón al derrotar 1 por 0 a la selección de Burkina Faso en la final del domingo.


Secciones: Deportes • Fútbol