El asteroide 2012 DA14, uno de los muchos objetos que rondan la Tierra
Los científicos de la NASA han reiterado varias veces que las personas no tienen nada de qué preocuparse.
12 febrero 2013
07:21 PM ET

El asteroide 2012 DA14, uno de los muchos objetos que rondan la Tierra

Por Elizabeth Landau

(CNN) — No es una cuenta regresiva para el apocalipsis, pero este 15 de febrero un asteroide se acercará mucho a la Tierra, aunque es solo uno de los miles de objetos que están destinados a entrar algún día a nuestro vecindario en el espacio.

“Hay muchos asteroides que vemos de los cuales aún no hemos descartado un impacto en la Tierra, pero todos tienen una probabilidad de impacto que es muy, muy baja”, dijo el jueves pasado, en una conferencia de prensa, Don Yeomans, de la Oficina del Programa de Objetos Próximos a la Tierra en el Laboratorio de Propulsión de la NASA.

Este asteroide se llama 2012 DA14 y se cree que mide 45 metros (equivalente al ancho de un campo de futbol soccer) de diámetro.

Los científicos de la NASA han reiterado varias veces que las personas no tienen nada de qué preocuparse. “Ningún impacto en la Tierra es posible”, dijo Yeomans. No se acercará a más de 27,700 kilómetros de distancia de la superficie de nuestro planeta.

En su acercamiento a la Tierra, el asteroide viajará a 7.82 kilómetros por segundo, aproximadamente ocho veces la velocidad de una bala de un rifle de alta velocidad, informó.

Si golpeara a nuestro planeta (lo cual, de nuevo, es imposible) chocaría con una energía equivalente a 2.4 megatones de TNT, dijo Yeomans. Esto es comparable con el impacto en Tunguska, en la región siberiana de Rusia, en 1908, cuando un asteroide entró a la atmósfera y chocó en un bosque, arrasando con los árboles en un área de 2,100 kilómetros cuadrados, un área de aproximadamente 1.5 veces el tamaño de la Ciudad de México. Igual que esa roca, el 2012 DA14 probablemente no dejaría un cráter.

Aparentemente, una vez cada 1,200 años algún objeto del tamaño del 2012 DA14 golpea a la Tierra, dijo Yeomans. Además, todos los días entran desde el espacio aproximadamente 100 toneladas de roca a la atmósfera terrestre, dijo Yeomans. En su mayoría son pequeñas, desde el tamaño de un grano de arena hasta el de un puño humano.

Si este viernes te encuentras en Asia, Australia o el este de Europa, y tienes un telescopio de al menos cinco centímetros de diámetro, podrías ver al 2012 DA14 como un pequeño punto de luz que se mueve en el cielo, dijo Timothy Spahr, director del Centro Minor Planet en el Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian, en Estados Unidos. No será visible a simple vista.

¿Qué más hay allá afuera?

Así que, sabemos que este asteroide en particular no va a golpearnos, pero ¿qué hay de todas aquellas rocas gigantes que flotan cerca de nuestro planeta más allá de nuestra atmósfera?

La NASA dice que 9,672 objetos fueron clasificados como Objetos Próximos a la Tierra (NEOs, por sus siglas en inglés) hasta este 5 de febrero, y son cometas o asteroides en órbitas que les permiten entrar hasta nuestro patio espacial.

Hay una distinción importante entre estos objetos: los cometas son en su mayoría agua, hielo y polvo, mientras que los asteroides consisten principalmente en roca o metal. Tanto los cometas como los asteroides han golpeado a la Tierra en el pasado.

Más de 1,300 NEOs han sido clasificados como potencialmente peligrosos para la Tierra, lo que significa que algún día podrían acercarse o golpear al planeta. La NASA monitorea estos objetos y actualiza sus ubicaciones a medida que llega nueva información. Los científicos no advierten de ninguna amenaza eminente en la actualidad.

Yeomans y sus colegas utilizan telescopios en la tierra y en el espacio para establecer la órbita precisa de los objetos que podrían amenazar a la Tierra y predecir si podrían golpear al planeta.

Los observatorios en todo el mundo envían sus resultados al Minor Planet Center, financiado por la NASA, que mantiene una base de datos de todos los asteroides y cometas conocidos en nuestro Sistema Solar.

La NASA también tiene una sonda espacial que rastrea a los asteroides para aprender más sobre ellos. La sonda Dawn fue lanzada en 2007 y ya envío imágenes fabulosas del protoplaneta Vesta.

La nave espacial ahora se dirige al planeta enano Ceres. Vesta y Ceres son dos de los objetos más enormes en el principal cinturón de asteroides.

Una nueva aventura de asteroides en 2016

Una misión, cuyo lanzamiento está programado para 2016, enseñará a los científicos mucho más sobre los asteroides.

La sonda OSIRIS-REx visitará al asteroide 1999 RQ36, tomará una muestra de al menos 59.5 gramos y la traerá a la Tierra.

“Ésta será la mayor muestra de un objeto extraterrestre traído a la Tierra desde las misiones Apollo hace más de 40 años”, dijo Edward Beshore, investigador para la misión.

La sonda llegará al asteroide en 2018, lo estudiará, y luego traerá la muestra en 2023.

1999 RQ36 está compuesto de materiales “casi idénticos a los que estuvieron presentes cuando el Sistema Solar se formó hace aproximadamente 4,500 millones de años”, dijo. Eso significa que estudiar este asteroide podría generar un mejor entendimiento de las fuentes de moléculas orgánicas y agua que dieron origen a la vida.

Este asteroide, como el que volará por la Tierra el 15 de febrero, es considerado un NEO.

La misión clarificaría si este objeto en particular presenta una amenaza, y ayudaría a predecir mejor las órbitas de otros asteroides próximos a la Tierra, dijo Beshore.

Para predecir mejor las órbitas de los NEO, los científicos observan el efecto Yarkovsky, una fuerza creada cuando el asteroide absorbe la luz solar y la reirradia como calor.

El efecto es, a primera vista, bastante pequeño, pero con el paso del tiempo es una consideración importante cuando intentas entender hacia dónde se dirige un asteroide.

“Esa fuerza, aplicada durante millones de años, puede literalmente mover montañas de roca”, dijo Beshore.

No podemos repetir esto suficientes veces: no entres en pánico.

Amanda Barnett y Ben Brumfield de CNN contribuyeron con esta historia.


Secciones: Ciencia y Espacio • Tecnología