Macabro hallazgo en un tanque de hotel en LA
21 febrero 2013
09:54 AM ET

Encuentran un cadáver en el tanque de agua de un hotel en Los Ángeles

LOS ÁNGELES (CNN) — Los turistas que se alojan en un hotel de Los Ángeles se han bañado, cepillado los dientes y bebido agua de un tanque en el que permaneció por dos semanas el cuerpo en descomposición de una mujer, dijo la policía.

El cadáver de Elisa Lam fue encontrado en el tanque de agua en la azotea del Hotel Cecil por un empleado de mantenimiento que estaba tratando de averiguar por qué la presión del agua estaba baja este martes.

Los padres de Lam denunciaron su desaparición a principios de febrero. La última vez que fue vista fue en el hotel el 31 de enero, dijo la policía de Los Ángeles.

Los detectives están investigando la muerte de la joven de 21 años de edad originaria de Canadá, dijo el sargento de policía Rudy López.

No estaba claro si el agua presenta riesgos para la salud. Los resultados en las pruebas realizadas este miércoles por el Departamento de Salud Pública de Los Ángeles estarán listas al final del día.

La dirección del hotel no ha respondido a las solicitudes de CNN para hacer comentarios.

Un video muestra cuatro cisternas en la azotea del hotel.

Las personas que estuvieron en el Cecil desde la desaparición de Lam expresaron su consternación acerca del hecho.

"El agua tenía un sabor raro", dijo Sabrina Baugh a CNN este miércoles. Ella y su marido utilizaron el agua durante ocho días.

"Nunca pensamos en nada de eso", dijo la mujer británica. "Pensamos que era normal en el agua de aquí".

Lo que se ha descrito no era normal.

"La ducha estaba horrible", dijo. "Cuando abrió la llave, el agua salía negra en primer lugar durante dos segundos y luego volvía a la normalidad."

El hotel permaneció abierto después del descubrimiento, pero les pidieron a los huéspedes no beber el agua, según Nguyen Qui, quien decidió buscar un nuevo hotel este miércoles.

Nguyen dijo que supo sobre el cadáver por parte de un periodista de CNN, no del personal del hotel.

Kyung Lah e Irving Last contribuyeron a este informe.


Secciones: Crimen • Estados Unidos