El iPhone, bajo asalto de las grandes pantallas

(CNN) - Hace casi tres años, Dell presentó un teléfono llamado Streak, un dispositivo que utilizaba Android y contaba con una pantalla de 5 pulgadas. La crítica fue feroz y el smartphone pasó a la historia como un rotundo fracaso del fabricante de computadoras.

¿El motivo principal? La pantalla era muy grande. Claro que entonces la mayoría de los dispositivos presentaba pantallas de entre 3,5 y 4 pulgadas. Tal era la norma.

Ahora, sin embargo, la tendencia parece haberse revertido. El jueves pasado Samsung presentó su nuevo teléfono insignia, el Galaxy S IV. Como el Dell Streak, tiene una pantalla de 5 pulgadas, un poco más grande que la de su predecesor. Pero esta vez nadie se quejó. De hecho, los críticos han elogiado esta característica.

De repente el iPhone, alguna vez el modelo a ser imitado por la competencia, parece pequeño frente al nuevo producto de Samsung.

¿Qué ocurrió en el medio?

En un intento por diferenciarse del líder iPhone, los fabricantes que utilizan Android como sistema operativo (Samsung, LG, HTC, Motorola, etc.) comenzaron a optar por pantallas cada vez más grandes. Android empezaba a asentarse y todavía se ubicaba un paso atrás del sistema iOS de Apple.

Entonces, los teléfonos Android buscaron sobresalir ofreciendo alternativas al hardware del iPhone: baterías removibles, almacenamiento expandible y pantallas más grandes.

Hoy, prácticamente todos los smartphones se caracterizan por las pantallas grandes, en ocasiones peligrosamente cercanas en tamaño a la de las tabletas más pequeñas como Kindle Fire, Nexus 7 y iPad Mini.

Y la gente parece volcarse a estos dispositivos.

Las pantallas más grandes son atractivas para el creciente número de personas que utilizan sus teléfonos para mirar videos y jugar videojuegos en alta resolución.

Algunas compañías ya están en el límite. En el Congreso Mundial de Móviles, realizado el mes pasado en Barcelona, varias empresas presentaron teléfonos con pantallas de entre 7 y 8 pulgadas. Samsung introdujo el Galaxy Note 8.0 para competir con el iPad Mini. Pero a diferencia de la tableta de Apple, el Note 8.0 puede realizar llamadas. Asus también tiene un teléfono Android de 7 pulgadas llamado FonePad.

Apple, en tanto, agrandó un poco la pantalla de su iPhone 5 pero no parece decidida a subirse a la moda del mercado. En declaraciones realizadas en enero, su presidente Tim Cook aseguró que el tamaño de los teléfonos de Apple es el indicado. “Ofrece una pantalla mayor y todavía permite utilizarlo con una sola mano”, dijo Cook, refiriéndose al último iPhone, de 4 pulgadas.

Por lo pronto, no deberías esperar que tu próximo teléfono sea más pequeño que el que actual. Estos aparatos seguirán creciendo en tamaño hasta tanto lleguen a un punto en que sean tan grandes que los usuarios digan basta.

¿Qué te parece esta tendencia de los teléfonos inteligentes? ¿Crees que son mejores los teléfonos con pantallas más grandes? Cuéntanos en los comentarios.