4 abril 2013
05:13 PM ET

Una corte de Arabia Saudita condena a un hombre a estar paralizado

Por Mohammed Jamjoom

(CNN) — Amnistía Internacional (AI) condenó la sentencia de una corte de Arabia Saudita de provocar parálisis a un hombre, en retribución por dejar paralizado a otro, una condena que calificó como "excesiva".

En un comunicado oficial, el grupo de derechos humanos dijo que la sentencia es "una tortura" y agregó que "en ningún caso debe llevarse a cabo".

Los medios locales reportaron este caso el pasado fin de semana.

Saudi Gazette, un diario escrito en inglés, publicó que hace una década, cuando Ali Al-Khawahir tenía 14 años apuñaló y dejó paralizado a su mejor amigo.

Al-Khawahir, quien ha estado en prisión desde entonces, recibió una sentencia para ser paralizado si no paga una compensación de un millón de riyales saudíes (266,000 dólares) a la víctima, según el reporte del diario.

CNN no ha podido confirmar de forma independiente ese reporte.

“Paralizar a alguien como castigo por un delito sería tortura”, señaló Ann Harrison, la subdirectora de Amnistía Internacional para el Este y Norte de África.

"Que se pudiera aplicar un castigo así es absolutamente estremecedor, incluso en un contexto en el que la flagelación se impone frecuentemente como castigo por algunos delitos, como ocurre en Arabia Saudita", añadió.

El grupo de derechos humanos explicó que este es un ejemplo de una qisas, o un caso de retribución, en sentencias pasadas se han incluido el desgarre de ojos, la extracción de dientes my la muerte en caso de asesinato.

“En cada caso, la víctima puede exigir que el castigo se realice, pedir una compensación económica, o conceder un perdón condicional o incondicional”.

A pesar de varios intentos por contactarlo, el Ministro de Justicia saudí no estuvo disponible para comentar sobre el caso.

"Si se implementa la sentencia de parálisis podría contravenir la Convención de Naciones Unidas contra la Tortura, de la que Arabia Saudita forma parte, y de los Principios de Ética Médica, adoptada por la Asamblea General", señaló Amnistía Internacional.

Esta no es la primera vez que una “sentencia de parálisis” se concede en el país.

En 2010, los medios locales reportaron el caso de un joven de 22 años que quedó paralizado en una pelea, y que pidió reiteradamente un castigo equivalente para el hombre que lo dejó en esta condición.

Después de los reportes iniciales, el Ministerio de Justicia negó que un castigo con parálisis haya sido considerado.


Secciones: Arabia Saudita • Mundo