Los muertos por H7N9 aumentan a siete y se reportan nuevos casos en China
9 abril 2013
09:12 AM ET

Los muertos por H7N9 aumentan a siete y se reportan nuevos casos en China

HONG KONG (CNN) — La crisis de gripe aviar en China no parece mejorar este martes, pues las autoridades reportaron la muerte de una persona más por el virus, informó la agencia de noticias Xinhua.

El lunes se reportaron cuatro nuevos casos de gripe aviar H7N9: dos en la provincia oriental de Jiangsu, una en la localidad vecina de Anhui y otro caso en Shangái, donde falleció el paciente.


Esto eleva a siete las víctimas mortales y a 24 el número total de personas infectadas en el país, de acuerdo con la Comisión Nacional de Salud y de Planificación familiar de China.

El virus se había presentado en palomas, pero no había sido descubierto en humanos hasta que una serie de casos fueron reportados en China la semana pasada.

En Shangái, donde cinco personas murieron de 11 casos reportados, más de 100.000 aves han sido sacrificadas en la última semana en los mercados de aves de corral, en un esfuerzo para contener el problema, aseguró el Ministerio Municipal de Agricultura de la ciudad.

Durante una conferencia de prensa en Beijing este lunes, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y funcionarios del ministerio de salud de China trataron de tranquilizar a la población sobre el brote del virus, diciendo que seguirían vigilando conjuntamente el comportamiento del H7N9.

"Aunque no sabemos el origen de la infección, en este momento no hay evidencia sostenida de una infección de humano a humano", dijo Michael O'Leary, vocero de la OMS.

Liang Wannian, director de la oficina del Sistema Nacional de Prevención de la gripe H7N9, dijo a la prensa que 621 contactos cercanos de pacientes infectados habían sido controlados sin anomalías reportadas.

Mientras tanto, la viceprimera ministra china Liu Yandong pidió más esfuerzos en la prevención tanto en la propagación de las infecciones del H7N9, como el tratamiento de los pacientes, informó Xinhua.

La funcionaria pidió una mayor transparencia en la información sobre el virus y dijo que cualquier nueva infección debe ser descubierta, diagnosticada y tratada tan pronto como sea posible. Añadió que el presidente Xi Jinping está prestando atención a lo ocurrido.

En 2003, durante el brote del Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS por sus siglas en inglés), las autoridades chinas fueron acusadas de actuar lentamente y ocultando la magnitud del problema en un esfuerzo por aliviar los temores sobre la propagación de la epidemia.

Ke Feng de CNN contribuyó para la realización de este reporte desde Beijing.


Secciones: China • Mundo
soundoff (Ninguna respuesta)

Los comentarios están cerrados.