17 mayo 2013
09:20 AM ET

Murió el exdictador argentino Jorge Videla

(CNNMéxico) — El exdictador argentino Jorge Rafael Videla, quien cumplía una cadena perpetua por crímenes de lesa humanidad durante su gobierno (1976-1981), murió este viernes a los 87 años en Buenos Aires.

Videla falleció a las 8:30 horas (local) por causas naturales en el penal de Marcos Paz, según el reporte de la agencia estatal Télam, que citó una confirmación del Servicio Penitenciario.

Su esposa, Gloria Pando, dijo a medios que se enteró por la esposa de un detenido que estaba con él en prisión.

"Anoche no se sentía bien. Lo llevaron al hospital que hay dentro del penal, pero no tenía nada y lo volvieron a llevar a su celda. Esta mañana, cuando hicieron el recuento de los detenidos, no estaba y cuando fueron a ver a su celda lo encontraron muerto", dijo Pando a la estación de radio Once Diez de Buenos Aires, de acuerdo con reportes de las agencias EFE y AFP.

Pando dijo a otra estación, Cadena 3 de Córdoba, que Videla no tenía un problema puntual de salud, pero que estaba aislado “porque había un rumor de que lo iban a matar”, según EFE.

En 2010, el exdictador fue condenado a cadena perpetua por crímenes de lesa humanidad cometidos contra 31 presos políticos durante la dictadura militar.

Y en julio del año pasado, recibió una condena a 50 años de cárcel por el robo de bebés a prisioneros políticos, un juicio que comenzó por una denuncia de Abuelas de Plaza de Mayo —un grupo que lucha por encontrar a los hijos de los asesinados durante la dictadura argentina— tras confirmarse la existencia de un plan sistemático de apropiación de menores durante el régimen militar.

"Un ser despreciable"

Al menos 500 niños fueron robados, según las Abuelas de Plaza de Mayo. En total, el grupo ha resuelto 108 casos.

Estela de Carlotto, presidenta de la organización, dijo este viernes que estaba tranquila tras la muerte de Videla, a quien calificó como "un ser despreciable".

En declaraciones transmitidas por el canal Todo Noticias, De Carlotto dijo que Videla "fue juzgado y condenado, está claro quién fue este personaje, hay hombres buenos y hay hombres malos, él es un hombre malo".

"La dictadura no solo aniquiló a nuestros hijos y se robó a nuestros nietos, sino que además disolvió todas las pruebas que nos permitirían saber qué hicieron con ellos", sostuvo la organización en una carta entregada al papa Francisco en abril pasado, a quien pidieron ayuda para localizar a los desaparecidos.

Videla aún era juzgado por un tercer caso: supuestos crímenes cometidos durante el Plan Cóndor, supuestamente coordinado entre varias dictaduras de América Latina para la persecusión de opositores.

Durante el régimen militar argentino desaparecieron 30,000 personas, según organismos de derechos humanos.

Nora Cortiñas, una de las fundadoras de Abuelas Plaza de Mayo, dijo que Videla "decidió la vida y la muerte" en Argentina.

Cortiñas dijo a Todo Noticias que el exdictador representa “una época trágica y siniestra”, sobre la cual “no hay perdón, no hay olvido”.

"No queremos venganza pero queremos que siga actuando la justicia con toda la fuerza y con toda la rapidez", dijo. "Que no se vayan muriendo en una cama, atendidos y en su entorno familiar".

Más noticias de Actualidad en CNNMéxico.com


Secciones: Argentina • Latinoamérica