Dos entrenadores acusan a Chivas USA de despedirlos por no ser latinos
Chivas USA quedó en último lugar en la Conferencia Occidental con un récord de tres victorias, siete derrotas y dos empates
29 mayo 2013
08:06 PM ET

Dos entrenadores acusan a Chivas USA de despedirlos por no ser latinos

Por Michael Martínez y Jaqueline Hurtado

Los Ángeles (CNN) — Dos exentrenadores demandaron al equipo Chivas USA de la Liga Mayor de Futbol de Estados Unidos (MLS por sus siglas en inglés) bajo el argumento de que los despidieron este año por no ser latinos.

Daniel Calichman y Theothoros Chronopoulos, quienes trabajaban en la academia del equipo —el programa de desarrollo de jugadores— acusaron al dueño del club, Jorge Vergara, de aplicar la política de emplear solo a latinos, según una demanda que se presentó ante la corte del condado de Los Ángeles.

Calichman y Chronopoulos son blancos y acusaron a Vergara de incurrir en prácticas discriminatorias que iniciaron en las Chivas de Guadalajara, un equipo profesional en México propiedad de Vergara y que supuestamente solo ha contratado a jugadores mexicanos desde 1908.

Ambos hombres, quienes jugaron profesionalmente con la selección estadounidense, solicitan el resarcimiento de daños no específicos por discriminación, acoso, represalias y recisión injustificada de contrato, según señalaron sus abogados en un comunicado que se dio a conocer este miércoles.

El equipo despidió a ambos entrenadores “como parte de una política etnocéntrica y de la costumbre de discriminar y despedir a los empleados no mexicanos y no latinos”, se afirmaba en la demanda.

El equipo de las Chivas, con sede en Los Ángeles, comparte el estadio de Carson con el Galaxy de Los Ángeles. El equipo se negó a hacer comentarios.

“No hacemos comentarios porque es un asunto legal”, dijo Christina Maillo-Belda, vocera de Chivas USA. El otro acusado en la demanda civil, la empresa de recursos humanos Insperity Inc. de Kingwood, Texas, también se negó a hace comentarios sobre la demanda que se presentó este martes.

“Insperity no ha recibido la notificación de esta demanda ni ha tenido la oportunidad de revisarla”, dijo la vocera, Suzanne Haugen. “Sin embargo, Insperity no hace comentarios acerca de litigios pendientes”.

Ambos exentrenadores fueron víctimas de represalias por oponerse a las supuestas prácticas laborales ilegales, señala la demanda.

Ambos hombres presentaron quejas ante el gerente de Recursos Humanos del equipo y más tarde ante el Departamento de Justicia en el Empleo y la Vivienda de California. El equipo dio por terminado su contrato el 7 de marzo y envió una carta en la que acusa a ambos hombres de comportarse de forma poco profesional y de crear un ambiente de trabajo peligroso, según la demanda.

Ambos exentrenadores rechazan las acusaciones del equipo.

Chronopoulos fue entrenador de Chivas USA y director del programa de desarrollo del equipo, que identifica y desarrolla jugadores menores de 18 años para el equipo profesional.

Claichman trabajaba para Chronopoulos y entrenaba a jugadores de 17 y 18 años en el programa de desarrollo. También ayudaba al equipo profesional cuando era necesario, según la demanda.

Ambos entrenadores se unieron a Chivas USA en agosto de 2011.

Un año después, Vergara adquirió el 50 % del equipo y, junto con su esposa, Angélica Fuentes, se volvieron los únicos propietarios del equipo, señala la demanda. Él “emprendió un esfuerzo sistemático por revertir lo que para él era la ‘americanización’ de Chivas USA y por implementar unas prácticas laborales discriminatorias parecidas a la política etnocéntrica que solo permite que se contraten mexicanos en las Chivas de Guadalajara”, se argumenta en la demanda.

En los documentos de la corte se hace referencia a los comentarios que Vergara hizo a la prensa: dijo que el plan era que Chivas USA fuera “el hijo de las Chivas de Guadalajara”, pero “se perdió de vista el objetivo y los clubes se divorciaron en cuanto a filosofía y estructura”.

En la demanda, ambos entrenadores acusan a Vergara de “reemplazar a los jugadores y al personal que no tuviera ascendencia mexicana o latina con personas que la tuvieran o que al menos tuvieran una conexión con México (como tener un cónyuge mexicano)”.

En diciembre de 2012, Chronopoulos recibió instrucciones del presidente del equipo de recabar los datos de origen étnico y nacional de todos los jugadores de la academia y de sus padres, señala la demanda. Muchos padres se ofendieron y se negaron a responder, según la demanda.

Según la demanda, desde que Vergara asumió el control de Chivas USA, se despidió a otros siete empleados no latinos de la academia, entre ellos los dos exentrenadores. “En contraste, no se ha despedido a ningún empleado latino”, señala la demanda.

Además, “la organización ha eliminado selectivamente a todos los jugadores no latinos” del equipo y “los ha reemplazado casi totalmente con jugadores latinos”, señaló la demanda, haciendo referencia al relato que se publicó en el diario Los Angeles Times acerca de los cambios de jugadores.

La demanda señala que entre los jugadores que se liberaron o intercambiaron están James Riley, Ben Zemanski, Casey Townsend y el ocho veces All-Star de la MLS, Shalrie Joseph. El equipo adquirió a Eric Ávila, de los Rapids de Colorado a cambio de Nick LaBrocca. El equipo también adquirió tres jugadores de las Chivas de Guadalajara: Edgar El Chore Mejía; el defensa, Mario de Luna, y el delantero, Giovani Casillas.

El miércoles, Chivas USA quedó en último lugar en la Conferencia Occidental con un récord de tres victorias, siete derrotas y dos empates


Secciones: CNN Latino • Deportes • Fútbol