Por Eliott C. McLaughlin, Ben Brumfield, Paula Newton y Joe Sterling

(CNN) — Las autoridades canadienses han encontrado evidencias de que el tren que se estrelló en Lac-Megantic, Quebec, fue manipulado, según dijo el capitán Michel Forget de la policía provincial este martes.

Hay muchas preguntas acerca de la explosión de un tren que acabó con una franja del centro de Lac-Megantic, matando al menos a 15 personas. Todavía este martes por la tarde, 35 personas siguen desaparecidas, dijo Forget.

Investigadores más temprano dijeron que están tratando de averiguar si los frenos del tren fueron desactivados antes de que avanzara a una velocidad peligrosa en la ciudad de Quebec, descarrilara y estallara en una infernal escena.

Los bomberos de la cercana ciudad de Nantes apagaron un incendio diferente en el tren poco antes de que se estrellara en Lac-Megantic en la madrugada de este sábado.

Ed Burkhardt, director ejecutivo y presidente de Rail World, la empresa matriz del Montreal, Maine y Atlhantic Railway, ha dicho a los medios de comunicación que no hay evidencia de que el motor que impulsa los frenos fue apagado en algún momento.

La compañía no respondió de inmediato las llamadas telefónicas de CNN sobre el informe.

Cuando se le preguntó durante una conferencia de prensa si las autoridades sospecharon de sabotaje, Ed Belkaloul, gerente de operaciones ferroviarias de la región oriental de la Junta de Seguridad de Transporte de Canadá, dijo que no hay pruebas de ello.

El tren comenzó a rodar —sin saberlo por los despachadores y los controladores del tráfico ferroviario— alrededor de una hora después de que se reportó el incendio de Nantes. Aceleró porque la vía entre Nantes y Lac-Megantic se encuentra en una pendiente descendente del 1.2%, lo que, dijo Belkaloul, es relativamente fuerte.

"En las líneas principales, tan pronto como hay un movimiento sin control, los controladores de tráfico ferroviario pueden ver que hay un movimiento no controlado", dijo Belkaloul. Pero en líneas más pequeñas, como la que existe entre Nantes y Lac-Megantic "no hay manera de que el distribuidor o el controlador se dé cuenta de que hay un movimiento no controlado".

Setenta y dos vagones cisterna que transportan petróleo crudo se volcaron sobre la vía el sábado, lo que desencadenó una enorme bola de fuego.

Los funcionarios de la ciudad a 230 kilómetros al este de Montreal dicen que algunas víctimas fueron probablemente vaporizadas por el intenso fuego, que se mantuvo durante 36 horas después del accidente.

El fuego está bajo control, dijeron las autoridades este martes por la mañana. De los aproximadamente 2,000 residentes evacuados, a alrededor de 1,200 se les permitirá regresar a casa inmediatamente. Otros 800 no pueden regresar, dijeron los funcionarios.

Algunos avisos fueron colocados en las puertas que dicen a los residentes cómo limpiar y ventilar sus casas. Funcionarios sugirieron tirar todos los alimentos y hervir toda el agua porque la planta de tratamiento de agua de la ciudad no está en funcionamiento.

Los bomberos están utilizando detectores de infrarrojos para encontrar puntos calientes que quedan en los escombros. Han dejado de limpiar la zona ya que podría afectar a la investigación, dijeron las autoridades.

¿Una bomba de petróleo?

El tren ya había estado en llamas horas antes del accidente del sábado, informó la cadena CBC de Canadá, citando a funcionarios. Los bomberos de la ciudad de Nantes, a 11 kilómetros al noroeste de Lac-Megantic, apagaron un pequeño incendio en el tren de carga.

Cuando se fueron, el tren seguía estacionado en donde se supone que debería haber pasado la noche, dijo la compañía Montreal, Maine & Atlhantic Railway.

Anteriormente, la compañía dijo que los frenos de aire que ayudan al tren en marcha dejaron de funcionar, lo que hizo que terminara en Lac-Megantic.

No estaba claro si el ejecutivo Burkhardt de Rail World estaba sugiriendo a CTV que los bomberos se encargaron de desactivar los frenos, pero le dijo a la agencia Reuters previamente que los frenos se desactivaron cuando los bomberos apagan el motor que los alimenta.

Los investigadores se proponen evaluar los frenos una vez que los tanques arrugados y quemados sean accesibles. El tren rodó por la ciudad mucho más rápido de lo que un tren lo haría bajo el control de un ingeniero.

“Por lo general, viajan entre ocho y 16 kilómetros por hora", dijo el oficial de policía de Quebec Richard Benoit. "En esa noche, el tren iba por lo menos entre 48 y 64 kilómetros por hora”.

Sonia Pepin recuerda haber oído el tren como nunca antes. Las vías están a pocos metros de su casa, y toda la vivienda se sacudió, dijo.

Los investigadores de la Junta de Seguridad de Transporte de Canadá encontraron el registro de eventos de la locomotora, que se pueden analizar para obtener información sobre la posición del acelerador y la velocidad, entre otros datos.

¿Transporte seguro?

En los últimos cinco años ha aumentado el transporte de productos derivados del petróleo por vía férrea, de acuerdo con la industria del ferrocarril, y Canadá ha tenido varios problemas con descarrilamientos en los últimos meses.

El mes pasado, cuatro vagones de ferrocarril del Canadian Pacific que llevan petroquímicos inflamables utilizados para diluir el aceite descarrilaron en un puente dañado por la inundación que atravesaba el río Bow de Calgary, según el diario Calgary Herald.

En otro incidente relacionado con Canadian Pacific, cinco buques tanque que contenían aceite descarrilaron en la población rural de Saskatchewan en mayo, derramando 575 barriles de crudo, informó el Toronto Sun.

Un mes antes, 22 vagones del Pacific Canadian salieron de las vías cerca de White River, Ontario. Dos de los coches filtraron unos 400 barriles —casi 63,000 litros— de petróleo, informó The Globe and Toronto Mail.

Canadian Pacific también estuvo involucrado en un derrame en Estados Unidos en marzo. Catorce coches de un tren de 94 vagones descarrilaron en el oeste de Minnesota, a unos 240 kilómetros al noroeste de Minneapolis, derramando unos 129,000 litros de crudo, informó Reuters.

Un vagón de tren puede transportar alrededor de 700 barriles de petróleo, unos 158 litros por barril.

"Zona de guerra"

Cuando los 1,200 evacuados de la ciudad regresaron este martes, encontrarán un poblado de Lac-Megantic destruida en bloques.

"Zonas calientes" persisten a más de dos días después del descarrilamiento, lo que han obstaculizado los esfuerzos de las autoridades para la búsqueda de personas desaparecidas.

Los expertos forenses han pedido a familiares de las víctimas muestras de cabello, ropa, o cualquier cosa para ayudar a identificar a sus seres queridos.

En un pueblo de apenas 6,000 habitantes, casi todo el mundo se ve afectado por la muerte y la destrucción.

El primer ministro Stephen Harper ha descrito la escena como una "zona de guerra".

Holly Yan, Umaro Djau, Jonathan Mann, Pierre Meilhan y Deanna Hackney colaboraron en este reporte.