El Hubble descubre un planeta azul celeste donde llueve vidrio
12 julio 2013
01:40 PM ET

El Hubble descubre un planeta azul celeste donde llueve vidrio

(CNN) - Los astrónomos han encontrado un profundo planeta azul celeste que orbita a 63 años luz de la Tierra, con lo que por primera vez han podido determinar el color de un planeta que se encuentra fuera de nuestro sistema solar, anunciaron la NASA y la Agencia Espacial Europea.

El planeta, conocido como HD 189733b, es un gigante de gas con una temperatura en el día de unos 1,000 grados centígrados donde posiblemente llueva vidrio líquido en medio de vientos de 7.200 kilómetros por hora, según la NASA.

El color azul no viene del color de un océano, como en el caso de la Tierra, "sino de una brumosa, flameada atmósfera que contiene nubes altas mezcladas con partículas de silicato", según la NASA.

"Los silicatos que se condensan en el calor pueden formar pequeñas gotas de vidrio que dispersan una luz azul en vez de una luz roja".

Las agencias espaciales dicen que los astrónomos que utilizan el telescopio especial Hubble descubrieron el planeta en 2005, pero solo hasta ahora pudieron utilizar las observaciones del Hubble para terminar el color.

Los descubrimientos se encuentran en la edición del 1 de agosto de la revista científica The Astrophysical Journal Letters.

Para determinar el color del planeta, los astrónomos midieron la luz que refleja en su superficie. Para ello utilizaron el telescopio para mirar antes, durante y después de que pasara detrás de su estrella mientras orbitaba.

"Hemos visto el brillo de todo el sistema caer en la parte azul del espectro cuando el planeta pasaba detrás de su estrella", afirmó Tom Evans, de la Universidad de Oxford, el primer autor del artículo.

"A partir de esto, podemos saber que el planeta es azul, debido a que la señal permaneció constante con los otros colores que medimos".

El planeta está a 4,6 millones de kilómetros de su estrella, por lo que está atado gravitacionalmente a ella, según la NASA. Un lado del planeta siempre mira hacia la estrella, y el otro lado siempre está oscuro.

En contraste, Mercurio, en nuestro sistema solar, está a 46 millones de kilómetros de distancia del sol.

En 2007, el telescopio espacial Spitzer midió la luz infrarroja, o el calor, del HD 189733b, y mostró que la diferencia de temperaturas entre ambos lados del planeta es de unos 260 grados centígrados, lo que causaría en teoría fuertes vientos de un lado a otro, según la NASA.

La atmósfera, según las agencias, es cambiante y exótica.

El HD 189733b se encuentra en el tipo de planetas llamados “Júpiters calientes”, que son del tamaño similar a los gigantes de gas en nuestro sistema solar, pero que están más cerca de sus estrellas, según la Agencia Espacial Europea.

"Sabemos que los Jupiters calientes son numerosos a través del Universo", según la agencia europea. "Debido a que no tenemos uno cercano a casa en nuestro sistema solar, los estudios de los planetas como el HD 189733b son importantes para ayudarnos a entender a esos dramáticos objetos".

(Chandler Friedman contribuyó con este reporte)


Secciones: Ciencia y Espacio • Tecnología