(CNN) - Ver un perro comiendo palomitas de maíz puede resultar simpático. Pero para la pequeña del video se trata sencillamente de lo más gracioso del mundo.

Ante la mirada de su padre, la beba se "destornilla" de la risa y hace reír hasta al más serio.