10 cosas que Italia hace como nadie

Por Jordan Burchette y Silvia Marchetti, para CNN

(CNN) - Pizza, pasta, Verdi, el Coliseo, modelos de pasarela.

Sabemos que Italia hace algunas cosas realmente bien.

Sin embargo, los viajeros a este elegante país no sólo quieren comer espagueti, ir a la ópera o quedarse embelesados viendo las ruinas.

Más allá de los clichés, hay otras diez características sorprendentes por las que Italia se destaca.

1. Los cumplidos

Dependiendo si cree o no que el ocasional silbido o pellizco en el trasero es halagador, descubrirá que los italianos son agresivos al halagar tanto a amigas como a extrañas hermosas.

Utilizados como una herramienta histórica para desarmar y desactivar, los cumplidos son el punto de apoyo de la sociedad italiana.

Tal como Luigi Barzini escribe en "The Italians" (Los Italianos), "Las personas siempre han usado estas artes de manera ofensiva, para ganar ventaja, destruir a los rivales y conquistar poder y riqueza; y de manera defensiva, igual que el calamar usa su tinta, para cegar y confundir a hombres poderosos, dictadores y tiranos".

Aún así, probablemente sólo notará los pellizcos en el trasero.

2. Baños de vapor

Si los cumplidos no lo llevan a quitarse la ropa, entonces los 380 spas que ofrecen tratamientos con barro y burbujas sí lo harán.

Tan intenso es el país como lo es su gente, Italia fue el pionero en abrir los primeros spas a gran escala del mundo, los cuales exportaron a medida que colonizaron Europa.

Las terapias en agua incluyen baños en islas (como los que se encuentran en la isla volcánica de Isquia), baños termales en Toscana, baños en la montaña, como los del pueblo de Bormio y el parque termal del Lago de Garda.

En algunos lugares, se cree que sólo beber el agua rica en minerales es saludable.

El gobierno italiano está tan convencido del poder sanador de los baños termales y los tratamientos con barro, que cubre el costo de algunas terapias para los ciudadanos.

Baños termales gratis en Toscana: www.turismo.intoscana.it.

3. Insultos

Lo mejor de las malas palabras italianas: se ven tan bien como suenan.

Ya sea en italiano, o en cualquier otro idioma, el acento de los italianos convierte cualquier palabrota en un arma contundente.

El acento es rítmico, musical, casi ligado a características de la ópera cuando unen sílabas como si fuera una técnica para tocar la guitarra. Por lo tanto, los insultos resultan ser todo un arte.

Inspiradas más que todo en cerdos, canales anatómicos y mujeres promiscuas, las malas palabras italianas, que varían por región, suenan igualmente dramáticas, serias y cómicas.

Influidos por la pasión que caracteriza a los italianos, los resultados dejan atónitos, intimidan e incluso cautivan a quienes los escuchan, y a veces todo ocurre al mismo tiempo.

4. Relajarse en la playa

Con 7.400 kilómetros (4.600 millas) de costa, Italia ofrece la mayor cantidad de playas de Europa, al igual que 27 parques marinos.

En muchos lugares, las temperaturas en el verano alcanzan un máximo justo por debajo de 30 C (86 F), en comparación con las temperaturas en el rango de 20 C(70 F) en Francia y Portugal.

Es como nadar en aguas tropicales, sin los tiburones y vendedores de bagatelas.

Cuando se trata de playas, aunque es difícil decidir entre las dunas de arena blanca, orillas con piedras e incluso césped, 248 playas de Italia han recibido galardones de Bandera Azul por sus aguas claras y arenas vírgenes.

5. Cambios constantes en el gobierno

Los italianos cambian de regímenes como sus autos deportivos usan  gasolina.

Desde el final de la Segunda Guerra Mundial, Italia ha establecido 62 gobiernos bajo 38 primeros ministros (40 si se cuentan los tres términos de Silvio Berlusconi) y solamente uno ha completado los cinco años.

Para evitar el levantamiento de otro Mussolini, el sistema constitucional de Italia mantiene desde hace años un poder ejecutivo débil que requiere mayorías en ambas casas legislativas para poder tomar cualquier decisión.

Esto, aunado al ambiente político fragmentado de pequeños partidos políticos contrarios, sitúa el promedio de meses por gobierno en poco más de 12.

6. Volcanes

El volcán Etna, el segundo volcán más activo del mundo, se encuentra en Italia.

Los diez volcanes activos de Italia permiten que se de la ventilación natural de la Tierra, tal como las votaciones libera a los ciudadanos.

El volcán más alto del país (y de Europa) es el volcán Etna, en Sicilia, el segundo volcán más activo después del volcán Mauna Loa, en Hawai.

Las espectaculares erupciones del volcán Etna, el escenario oscurecido por el hollín, los ríos de lava y las grandes cuevas atraen a más de un millón de turistas al año.

Este volcán encabeza la lista de los diez volcanes principales de TripAdvisor, junto con otros cuatro volcanes italianos, incluido el Monte Vesubio.

En junio, el volcán Etna fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad porla UNESCO, uniéndose a otros tres volcanes italianos: las islas Eólicas de Vulcano (no hay premios de traducción ahí), Lipari y Estrómboli, conocido como el Farol del Mediterráneo por sus increíbles erupciones.

Tours y excursiones al volcán Etna: www.sicilytravel.net.

7. Postres.

La tarta de manzana es rica, y nunca está de más probar una dulce porción de baklava, pero si hablamos de volumen y variedad de pasteles, nada supera a los postres italianos.

Se habla mucho de la comida de la península, y normalmente se asocia con la pizza, la pasta y el antipasto.

Sin embargo, las verdaderas estrellas de la cocina italiana son el gelato, tiramisu, cannoli, helado napolitano, biscotti spumoni, tartufo, zeppole – en fín, Italia tiene tantos postres característicos como ha tenido gobiernos.

Los confiteros italianos también trabajan en todos los medios, combinando pasteles, galletas y cremas, tanto congelados como de otras formas, para producir el arsenal más amplio y delicioso de postres.

Irónicamente, los italianos no comen todo esto. La mayoría, en su lugar,  prefiere un pedazo de fruta o chocolate después de una comida.

8. Exploración de cuevas

Con un paisaje kárstico y pedregoso, Italia es uno de los países que más cuevas tiene en el planeta, con más de 35.000 aberturas sobre la superficie y miles más bajo de agua.

La Grotta Gigante tiene el récord Guiness por ser la cueva más grande y accesible del mundo, con la increíble medida de 850 metros (2.788 pies) de ancho, y con 500 escalones que descienden 100 metros (328 pies) dentro de la tierra.

Otras cuevas notables incluyen la Gruta Azul en Capri, donde al emperador Tiberio le encantaba nadar. Dentro de la Grotta del Vento, los vientos azotan por sus tortuosos senderos a 40 kilómetros por hora.

9. Autos deportivos

Ferrari Dino – ¿Cuatro ruedas? ¡Guau!

El exótico catálogo de autos de carreras de Italia llama más la atención que las modelos de pasarela, y es el sueño de todos los conductores de autos Porsche.

Lo que inició como un fabricante de autos de carrera en la década de 1930 se ha convertido en el mensajero estándar de autos lujosos - en el 2012, Ferrari vendió solamente 7.000 autos, pero generó $3 mil millones en ganancias.

Mientras tanto, el Lamborghini le puede pertenecer a la marca alemana Audi pero el encanto es todo italiano.

Pagani, Alfa Romeo, Maserati: estos nombres son como sexo sobre ruedas.

Italia ni siquiera se acerca a los veinte primeros puestos en la producción global de autos, pero si hablamos de los posters de súper autos fuera del alcance de su bolsillo, que cubren más las paredes de los adolescentes, que imágenes de Kate Upton, ningún otro país puede superar a Italia.

10. Cruceros por el río

Es poco probable que esto esté entre las dos, tres, o cientos de cosas que se le ocurran cuando piense en Italia, pero los cruceros por la península en realidad son un negocio exitoso y constantemente se abren nuevas rutas.

Los ríos italianos no son tan largos o fáciles de navegar como los de el resto de Europa, pero los visitantes pueden trasladarse de un hermoso sitio declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO a otro.

Po River Travel, UniWorld, y European Waterways ofrecen viajes de una semana en los que se visitan áreas como la Laguna de Venecia, Mantua, Padua, el Valle del Po y Verona, la ciudad de Romeo y Julieta.