Un Ferrari se vende por un precio récord de 27,5 millones de dólares
18 agosto 2013
04:58 PM ET

Un Ferrari se vende por un precio récord de 27,5 millones de dólares

Por Peter Valdes-Dapena, CNNMoney

(CNNMoney) – Un Ferrari convertible modelo 1967 fue vendido en 27,5 millones de dólares en una subasta en Monterey, California, Estados Unidos, el precio más alto pagado por un Ferrari en una subasta. De hecho, es el precio más alto jamás pagado por un automóvil urbano en una subasta.

El coche fue vendido el sábado fue un Ferrari 275 GTB/4 NART Spider. Con un motor V12 de 300 caballos de fuerza, este Ferrari es uno de los diez autos de ese tipo que existen. La identidad del comprador no fue identificada.

Luigi Chinetti, importador en Estados Unidos del coche de lujo italiano quería un auto convertible apto para las calles en el que sus clientes también pudieran correr en una pista. Los autos que pidió fueron nombrados como el exitoso equipo North American Racing Team.

Cuando fue presentado, la revista Road & Track se refirió al NART Spider como “el auto deportivo más satisfactorio del mundo”.

Este coche particular fue originalmente pintado azul metálico. El auto ha estado en la familia de su propietario original, Eddie Smith, fundador de la National Wholesale Company, una empresa de calcetería.

La mayor cantidad de dinero que se ha pagado jamás por un coche en una subasta es 30 millones de dólares, por un carro de carreras Mercedes-Benz en una subasta británica el mes pasado. La venta tanto del Ferrari como del Mercedes-Benzincluyeron un 10 % de comisión para el subastador.

El Ferrari fue vendido en un evento de RM Auctions, una de las varias subastas de coleccionistas de coches que coinciden con el show anual de autos clásicos Pebble Beach Concours d'Elegance.

Todos los ingresos de la venta del Ferrari irán a la caridad, según dijo su antiguo propietario Eddie Smith Jr. El hombre no ha anunciado a qué organizaciones caritativas irá el dinero.

Smith dijo que decidió vender el Ferrari porque quería que fuera a un lugar en que pudiera ser visto y disfrutado. Desde la muerte de su padre hace seis años, dijo Smith, el coche ha estado guardado en un hangar de aviones.

“Como lo veo es que ha estado prisionero por estos seis años”, dijo.

Smith decidió vender el auto después de ver las reacciones que recibió cuando fue sacado y mostrado en un reciente evento de propietarios de Ferraris en Georgia.

“Lo que en verdad me motivó fue ver a las personas caminar hacia el coche —incluso propietarios de autos Ferraris, que no habían visto uno de éstos— y me conmoví casi hasta las lágrimas”, dijo Smith.

En ocasiones las subastas para la caridad pueden resultar en mayores precios de venta debido a la buena voluntad que generan y a que una porción de la venta es deducible de impuestos.

Con coches de lujo de alto valor como éste, es poco probable que la relación con la caridad haya tenido un gran impacto, dijo McKeel Hagerty, jefe de la aseguradora Hagerty Insurance. Con autos como este, los participantes están enfocados en el vehículo.

Pero Keith Martin, editor de la revista Sports Car Market, estuvo en desacuerdo, dijo que la relación con la caridad permitió que los compradores adinerados se sientan mejor de una compra tan costosa.

“Puedes sentirte bien frente a tus amigos”, dijo.

Pero el coche “sí despierta todas las pasiones”, agregó Martin. Es un auto atractivo y deseable, que está en muy buen estado. Hay Ferraris más raros que el NART Spider, dijo, pero ninguno es más hermoso.

“Es el más sexy de los sexy”, dijo.