(CNN) - Un hombre acostumbrado a beber Bud Light, Marcus Forson se llevó una sorpresa cuando fue por una cerveza y se encontró con una serpiente.

El insólito hecho ocurrió la última semana en Texas.

“Al principio creí que se trataba de una broma”, dijo Forson a KTRK, afiliada de CNN. Sin embargo, pronto descubrió que nadie se reía y que el animal que halló en la caja de 18 botellas de Bud Light era de verdad. “Estaba muerta, congelada y le faltaba uno de los ojos”, explicó.

Superado el mal momento, Forson guardó la serpiente en una bolsa y la fiesta continuó.

El hombre contactó a los fabricantes de la cerveza, que le pidieron disculpas y le ofrecieron un reembolso.