(CNN Español) - Cuba da luz verde para que sus deportistas jueguen fuera de la isla en un intento para frenar las deserciones.

El gobierno de Castro aprobó la contratación de deportistas de alto rendimiento por equipos extranjeros, siempre y cuando el contrato esté protegido y vigilado por el Estado.

A partir de 2014, la federación del deporte que practique el atleta establecerá un sistema de contratación. Además, se establecerá ingresos básicos mensuales en pesos cubanos para los atletas de alto rendimiento. Los medallistas olímpicos ganarán 1.500 pesos cubanos, según reportó el diario oficial Granma.

Los deportistas serán estimulados en función de sus resultados.

En 1962, Fidel Castro prohibió la profesionalización del deporte por considerar que hacía de los atletas "mercancías".