(CNN Español) - China, Japón y Estados Unidos siguen en una tensa situación por la zona de defensa aérea que Beijing se adjudicó, algo que ambas partes han dicho que podría degenerar en violencia, sea intencional o no.

En este punto, un alto oficial de la administración de Barack Obama dijo el viernes que el gobierno les pidió a los vuelos comerciales que cumplan el llamado de China a notificar sus planes al atravesar la zona declarada sobre el Mar de China Oriental, incluso si el gobierno estadounidense no la reconoce.

"Aconsejamos por razones de seguridad que cumplan con la notificación a los aviadores, algo que la Administración Federal de Aviación siempre hace", dijo.

El consejo refleja los temores de que la tensión entre las dos partes (China por un lado, y Japón y Estados Unidos por el otro) podrían tener consecuencias no intencionales involucrando no sólo tropas rivales, sino también civiles inocentes.

Es un cambio sutil con respecto a dos días anteriores, en que el Departamento de Estado de EE.UU. dijo que el "gobierno estadounidense en general espera que las aerolíneas que operan internacionalmente" cumplan con los mandatos del otro país, pero no es una orden.

Pero dos aerolíneas japonesas se han negado a cumplir con la declaratoria china.

Dos aviones de guerra chinos sobrevolaron de nuevo la zona de seguridad aérea implantada unilateralmente por el gigante asiático, al tiempo que el gobierno insistió en que defenderá su vigencia.

Por el momento, China denuncia que dos naves de Estados Unidos y diez de Japón han ignorado la normativa.

Con información de Por Jim Acosta, Jason Hanna y Tom Watkins.