Malta vende la ciudadanía de la Unión Europea a 880.000 dólares
21 diciembre 2013
06:46 PM ET

Malta vende la ciudadanía de la Unión Europea a 880.000 dólares

(CNN) — El gobierno de la pequeña isla mediterránea de Malta anunció recientemente que venderá la ciudadanía de su nación a extranjeros por 888.000 dólares.

La propuesta ha recibido críticas tanto en Malta como en otros países europeos por lo que el gobierno ha aceptado suspender la puesta en marcha de la ley de forma temporal y revisar sus requisitos.

El Parlamento Europeo llevará a cabo un debate sobre el tema del 15 de enero de 2014.

Malta defiende del programa y según ha señalado busca que individuos influyentes lleguen para impulsar su economía. “No es una venta al mostrador de la ciudadanía”, consideró Kurt Farrugia, encargado de Comunicación del gobierno de Malta.

“Los solicitantes tendrán que pasar por un proceso de revisión”, dijo a CNN. “Aún estamos discutiendo los detalles y regulaciones, podría haber cambios”, señaló.

A diferencia de otros programas en la Unión Europea, los solicitantes no están obligados a vivir en Malta antes de que les den un pasaporte. En lugar de ello, si el aplicante tiene suficiente dinero para pagar, él o ella conseguirán el pasaporte de Malta y con ello la ciudadanía de la Unión Europea de forma inmediata.

Así que el solicitante podría vivir en teoría en cualquiera de los 27 estados miembros de la Unión Europea.

Malta se unió a la Unión Europea en 2004 y tiene un acuerdo de exención de visados con 163 países del mundo.

El primer ministro de Malta, Joseph Muscat, ha señalado que el esquema daría al país más de 30 millones de dólares anuales y ayudaría a reducir el déficit mientras atrae a personas que podrían invertir en la isla.

Henley & Partners, una compañía que se especializa en inmigración internacional y leyes de ciudadanía administraría el programa. “Por supuesto que Malta está tratando de ganar dinero con el programa, pero también está abriendo sus puertas a un segmento muy benéfico de la población mundial”, consideró Eric Major, el CEO de la compañía.

“Los interesados tendrían que registrarse con Henley & Partners pero no pueden aplicar al programa oficialmente hasta que el gobierno de Malta revele las modificaciones. Una vez que la ley entre en efecto deberán pasar por la revisión de su historia con información de la CIA, FBI y la policía británica.

Condenas penales, falsear o fabricar información o problemas con la fuente de ingresos del solicitante podrían llevar a que le nieguen la ciudadanía. El proceso tomaría unos seis meses.

Aunque nada puede hacerse para detener la implementación del programa, aún está en duda. La Unión Europea ha señalado que no puede interferir con las decisiones hechas por cada país aunque los críticos señalan que el programa favorece a los ricos mientras que los extranjeros sin recursos quedan excluidos.


Secciones: Inmigración • Malta • Mundo • Noticias