Michael Schumacher, campeón de la F1
30 diciembre 2013
09:58 PM ET

¿Por qué inducir el coma ayuda en las lesiones cerebrales?

Por Elizabeth Landau, CNN

(CNN) — El retirado piloto de Fórmula Uno, Michael Schumacher, tuvo un trauma grave en la cabeza tras sufrir un accidente de esquí y llegó a un hospital francés en coma.

Para acelerar su recuperación después del accidente del pasado domingo, los médicos mantienen médicamente al piloto alemán en un coma inducido y redujeron su temperatura corporal, dijo el médico Jean-Francois Payen, director anestesiólogo en el University Hospital Center of Genoble (Hospital Universitario de Grenoble) en Francia, donde el piloto es tratado.

Las lesiones cerebrales traumáticas provocan que el cerebro se hinche, como la inflamación que ocurre cuando te lesionas un codo o una rodilla.

Pero debido a que el cerebro está atrapado dentro de tu cráneo, la presión en el cerebro aumenta y restringe muchas funciones críticas, como el suministro de sangre, dijo el médico David Wright, director de neurociencias de emergencia en el Departamento de Medicina de Emergencia en la Escuela de Medicina de la Universidad Emory en Atlanta, Estados Unidos.

“Estás preocupado porque el cráneo es un espacio cerrado”, dijo el médico Nicholas Schiff, profesor de Neurología y Neurociencia en el Colegio de Medicina de la Universidad Weill Cornell de Estados Unidos.

“A medida que el cerebro comienza a expandirse, el único lugar al que puede ir es hacia abajo y hacia fuera, y dañas el tronco cerebral. Puedes morir. Puedes crear mucho daño en los tejidos”.

Los médicos toman medidas para intentar reducir los requerimientos de energía del cerebro, lo que a cambio reduce el flujo y la presión sanguínea, y permite que el cerebro descanse.

“Es como enfriar el motor y permitir que el proceso de sanación, de alguna forma, ocurra lentamente”, dijo Wright. “También, esperamos que disminuya la inflamación del cerebro, y reduzca la probabilidad de que tener esa presión intracraneal que ocurre”.

El propofol anestésico es utilizado comúnmente para inducir el coma, aunque los médicos no revelaron qué medicamentos utilizan en el caso de Schumacher.

El hospital y los médicos que tratan a Schumacher no han dicho cuáles son las lesiones específicas que sufre el piloto alemán y el tipo de cirugía al que lo sometieron, así que Wright y Schiff no pudieron comentar sobre su caso en particular.

Las lesiones en la cabeza son clasificadas como leves, moderadas o graves, de acuerdo con la forma en que las personas interactúan con su ambiente. En las lesiones leves, los pacientes están despiertos, alertas y siguen órdenes.

Las lesiones moderadas podrían dejar confundido o combativo a un paciente y sin seguir órdenes. Un paciente con una lesión grave está en coma.

Cuando la cabeza es golpeada fuertemente, el cerebro se mueve hacia delante y hacia atrás dentro del cráneo, lo que causa lesiones y daños por el estiramiento, dijo Wright.

Una “cascada” secundaria de eventos puede causar más daños al liberar químicos que son tóxicos para el cerebro. Iones como el calcio fluyen dentro de las células del cerebro, lo que puede causar la muerte celular. Este proceso causa hinchazón. Si una célula no muere inmediatamente, puede dañarse lo suficiente y esencialmente se mata, un fenómeno llamado apoptosis.

“El objetivo (...) es intentar realmente reducir y retrasar cualquiera de esos procesos para que puedas salvar la mayor cantidad de células cerebrales posibles”, dijo Wright.

La temperatura corporal de Schumacher es mantenida entre 34 y 35 grados centígrados, y se le dan anestésicos. Esto se llama hipotermia terapéutica; mucho más fría que el rango de temperatura que sería dañino, dijo Wright.

Según el sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, la temperatura corporal normal varía según la persona, sin embargo: "La temperatura corporal normal promedio que generalmente se acepta es de 37 grados centígrados (98.6° F)".

El tratamiento de reducir la temperatura corporal generalmente es efectivo para mantener baja la presión intracraneal, pero no hay una clara evidencia sobre el hecho de que la terapia mejore los resultados al final, dijo Wright. También reduce la energía requerida por el cerebro y retrasa la hinchazón.

La mayor parte de la respuesta inflamatoria del cerebro a una lesión alcanza su punto máximo después de 48 a 72 horas, así que los médicos normalmente mantienen frío el cuerpo entre tres y hasta cinco días, dijo Wright.

Caleb Hellerman de CNN contribuyó con este reporte


Secciones: Alemania • Automovilismo • Deportes • Francia