El Beluga despega
17 enero 2014
01:02 PM ET

El avión Beluga, el más extraño del mundo

Por Miquel Ros

(CNN) — Si alguna vez te encuentras en la ciudad francesa de Tolosa, podrías ver uno de los aviones de aspecto más extraño del mundo.

Comúnmente conocido como "Beluga", debido a su gran parecido a la ballena blanca del ártico, el Airbus A300-600ST (ST significa Súper Transportador) es único no sólo en apariencia, sino también por el papel importante que desempeña en la aviación europea.

Si estás en un móvil mira las fotos aquí:

Los centros de producción de Airbus están dispersos por todo el continente; esto es un legado de sus orígenes como un consorcio paneuropeo.

Cada fábrica se especializa en la terminación de una sección específica de un avión.

Los cinco Belugas, operados por Airbus, conectan estas plantas y llevan las diferentes secciones del avión a la línea de ensamblaje final, ya sea en Tolosa o en Hamburgo.

De 'guppies' (olominas) a belugas

Hasta mediados de la década de los noventa, Airbus utilizó otro avión de aspecto peculiar para llevar a cabo sus grandes traslados: el "Super Guppy", un derivado del Boeing C-97, una versión de avión de transporte militar del Boeing 377 Stratocruiser de la década de 1940.

El Super Guppy ya era un avión anticuado para cuando Airbus empezó a usarlo.

Peor aún fue el hecho de que Airbus dependiera de un par de viejos aviones de su principal rival, Boeing, para manejar la carga de su cadena de logística.

Si iba a continuar con su crecimiento frenético, Airbus concluyó que necesitaba algo mejor.

La armazón que eligieron para la función fue tomada del Airbus A300-600, un avión que ya tenía un exitoso historial con aerolíneas como Lufthansa, Air France y American Airlines.

Cada uno de los cinco Belugas en operación son, en realidad, aviones Airbus A300-600 que han sido modificados para transportar cargas voluminosas.

La sección superior del avión fue removida y se agregó a la armazón una sección adicional de fuselaje más ancha (parecida a una burbuja); con esto se logró su característica joroba.

La cabina de mando fue colocada más abajo; esto hizo posible que el cargamento fuera cargado y descargado por la parte delantera del avión.

El resultado es una bodega de carga increíblemente espaciosa.

Aunque pocos aviones de carga superan la carga útil máxima de 47 toneladas del Beluga, su voluminosa bodega lo hace adecuado para transportar cargamento extra grande, pero no particularmente pesado, como piezas de aviones.

El Beluga puede transportar las alas de un avión A340 o una sección de fuselaje del más reciente avión de cuerpo ancho de Airbus, el A350.

Sin embargo, no es lo suficientemente grande como para transportar partes del enorme A380. Dichas partes deben ser transportadas por barco, barcaza y por vía terrestre.

En ocasiones, los Belugas han sido utilizados para transportar satélites, helicópteros e incluso obras de arte.

"La libertad guiando al pueblo" de Delacroix fue trasladado de París a Tokio en un Beluga; el cuadro no hubiera cabido en ningún otro avión.

Próximamente: Beluga XL

Ahora que el Beluga está pronto a cumplir dos décadas de incansable servicio, se está empezando a evidenciar su edad y sus limitaciones.

Desde el vuelo inaugural del Beluga en 1994, Airbus ha visto un aumento de casi cinco veces en sus entregas por avión.

La compañía se ha vuelto más global, al diversificar su base de proveedores y abrir plantas de ensamblaje en China y Alabama; esto excede el rango relativamente corto del Beluga de 1.500 millas náuticas con su máxima carga útil.

Con el fin de poder manejar la creciente carga de trabajo, Airbus ha implementado el así llamado programa "Fly 10,000".

El programa apunta a optimizar la infraestructura de logística de la compañía al incrementar el trabajo realizado por su flota de transporte a 10.000 horas por año para el 2017.

El plan incluye al Beluga, el cual se espera volará muchas más horas al día.

Sin embargo, debido a que la cartera de pedidos para traslados por avión se encuentra en un histórico punto máximo, Airbus no puede darse el lujo de dejar que su esencial cadena de operaciones de logística dependa de la disposición de cinco aviones que ya no son modernos.

Aunque no se han tomado decisiones, Airbus está evaluando posibles soluciones de reemplazo.

El reemplazo del Beluga, provisionalmente llamado Beluga XL, posiblemente se basará en la armazón del A330.

Se espera que tenga un rango más grande, y que pueda transportar una carga útil más pesada, al mismo tiempo que logra aterrizar en aeropuertos con pistas relativamente cortas, como en Boroughton, Inglaterra, donde Airbus fabrica alas para sus aviones.

La próxima generación del Beluga también debería hacer posible que Airbus duplique sus vuelos de carga a 120 por semana.

Lo que parece definitivo es que el Beluga XL tendrá un aspecto similar a la versión actual, algo que los observadores de aviones que estén de paso por Tolosa deben apreciar.


Secciones: Entretenimiento • Galerías • Mundo • Tecnología • Viajes y Turismo