(CNN Español)— La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, y su ministro del interior acallaron los rumores de que la mandataria podría terminar su gestión antes de diciembre de 2015 ante la situación económica que vive actualmente este país sudamericano.

"No se ilusionen, no nos vamos a ir antes", dijo el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, en una entrevista radiofónica. En otro acto público en la Casa Rosada, la presidenta Fernández denunció que ha sido objeto de “la calumnia diaria, la infamia y el insulto permanente” y que sus opositores intentan derrumbarla. “Conmigo, se equivocan”, dijo la presidenta en su discurso el martes 4 de febrero.

Los rumores sobre la renuncia presidencial surgieron a partir de que el gobernador de la provincia de Misiones, al noreste del país, Maurice Closs, dijo en otra entrevista radiofónica que “hay actores que están trabajando fuerte” para presionar una salida anticipada de la presidenta argentina. Desde octubre pasado, algunos analistas políticos comenzaron a plantearse esta posibilidad cuando la mandataria fue sometida a una intervención quirúrgica que requirió un mes de reposo.

En el pasado, los presidentes Raúl Alfonsín en 1989 y Fernando de la Rúa en 2001 terminaron sus mandatos de forma abrupta ante las crisis económicas de esos años. Pero en opinión de la periodista Cynthia García, los rumores son alimentados por un sector mediático de la derecha cuyos titulares buscan crear una percepción en la opinión pública de que “Argentina está al borde del abismo”.

Por su parte, el analista político Orlando D’Adamo dijo que el hecho de que el gobierno salga a desmentir esa información es un error comunicacional ya que “un gobierno fuerto ni se hace cargo de un rumor de ese tipo”.

Con información de José Manuel Rodríguez.