Por Ed Payne, CNN

(CNN) – Un bombero del sur de California fue esposado esta semana después de que tuvo un desacuerdo con un policía de carreteras sobre dónde podía estacionar el camión de bomberos.

Un policía detuvo a Jacob Gregoire, del Departamento de Bomberos de Chula Vista, durante casi 30 minutos después de que se negara a mover el camión que bloqueaba parcialmente un carril, reportó KFMB, estación afiliada de CNN.

El camión estaba ahí para ayudar a proteger a las ambulancias que atendían a los heridos en un accidente en la carretera interestatal 805.

El mismo oficial también les pidió a los bomberos de otros dos camiones que se retiraran del lugar. Ellos atendieron el llamado.

El jefe de bomberos, Dave Hanneman, respaldó al equipo que permaneció en el lugar.

“No sabemos qué estaba pasando por la mente del oficial”, le dijo Hanneman a la afiliada KSWB. “Desde nuestra perspectiva, nuestro bombero estaba ahí haciendo lo que está entrenado para hacer: asistiendo al cuidado de pacientes y protegiendo el lugar”.

El incidente propició una reunión entre la policía de carreteras y las autoridades de Chula Vista.

En un comunicado conjunto divulgado después del encuentro, dijeron que la detención fue un “incidente desafortunado”, considerándolo “un evento aislado que no representa la forma en que nuestras agencias normalmente trabajan hacia un objetivo común”.

El comunicado promete que el incidente será un tema de sesiones de entrenamiento conjuntas entre las dos agencias.