(CNN Español) - El presidente venezolano Nicolás Maduro pidió a Estados Unidos que se quede tranquilo, al denunciar que las últimas declaraciones del gobierno de Obama busca “avivar la llama” del golpe de Estado que se extingue en el país.

“Cojan mínimo, están llevando al presidente Obama a un abismo, se va a estrellar contra Venezuela y terminará de aislarse contra toda América Latina y el Caribe”, dijo Maduro, quien acusó al "lobby republicano y a la derecha de Miami" de tener como "rehén" al gobierno de Estados Unidos. Se refería al senador Marco Rubio y a la congresista Ileana Ros-Lehtinen.

“Hoy es evidente el intervencionismo desesperado del Gobierno de EE.UU.”, dijo el mandatario tras referirse a la posición de apoyo que ha fijado América Latina y el Caribe hacia Venezuela.

"Lo que ha sucedido ha desnudado la naturaleza real de la política del Departamento de Estado de Estados Unidos (...) Si lograran ellos (EE.UU.) tener éxito y fuera derrocado nuestro gobierno, vendría el peor periodo de inestabilidad económica conocido en 200 años en América Latina", prosiguió el mandatario en rueda de prensa, desde el Palacio de Miraflores.

Al inicio de su alocución habló sobre las protestas que se han venido desarrollando en el país, lamentó que hayan ocurrido muertes y señaló que "todos los casos de asesinatos son imputables a los guarimberos".

Reiteró que las protestas "son parte de un golpe de Estado que ejecuta EE.UU." y afirmó que ya están "terminando de apagarlo". A la vez que señaló que todos lo que estén involucrados "van a ser castigados, tengan el apellido o el cargo que tengan".

Previamente a la rueda de prensa de Maduro, el canciller Elías Jaua denunció que el principal responsable de la violencia en Venezuela es el gobierno de los Estados Unidos, e indicó que el secretario de Estado norteamericano, Jhon Kerry, es un "asesino del pueblo venezolano".

"Señor Kerry, lo denunciamos ante el mundo, usted alienta la violencia en Venezuela (...) Lo denunciamos a usted como asesino del pueblo venezolano", dijo en el homenaje al expresidente, Hugo Chávez, en el Cuartel de la Montaña.

EE.UU.: "Intentamos animar a un diálogo"

Un vocero de Departamento de Estado le dijo a CNN en Español que EE.UU. sólo busca propiciar el diálogo en medio de una respuesta desmedida del gobierno venezolano.

El Departamento de Estado dijce que el gobierno de Maduro "ha enfrentado a los manifestantes pacíficos con una fuerza desproporcionada y en algunos casos con personas armadas que han indicado estar apoyando al gobierno".

El vocero dijo que que la situación en Venezuela hoy obliga a que "socios confiables de todos los lados faciliten la conversación en momentos en que los venezolanos buscan una solución para terminar con la violencia y lidiar con las divisiones políticas en una forma democrática".

El Departamento de Estado dice que es necesario "el fin de los intentos de suprimir la libertad de expresión y de asamblea pacífica", así como la liberación de los manifestantes.

"El futuro de Venezuela deben decidirlo los venezolanos. Lo que estamos tratando de hacer es animar a un diálogo significativo entre el gobierno venezolano y su gente. Junto a nuestros socios internacionales, seguimos buscando formas en las que podamos asistir en ese esfuerzo", dijo el vocero.

Además, la fuente señaló que no solamente Estados Unidos está expresando estos puntos de vista, pues "países de la región y del mundo entero" han urgido de forma uniforme un fin de la violencia, respeto a la asamblea pacífica y un diálogo significativo entre las partes.