Por Arwa Damon, Lena Kashkarova y Laura Smith-Spark

(CNN) — Cinco activistas prorrusos fueron asesinados durante la noche de este martes, cuando las fuerzas ucranianas atacaron barricadas en las afueras de la ciudad ucraniana de Mariupol, dijo una vocera del bando prorruso este miércoles.

Otros quince activistas fueron detenidos por las fuerzas ucranianas, precisó Irina Voropaeva.

La violencia ocurre por el aumento de las tensiones en un momento en que las fuerzas ucranianas buscan recuperar el control de algunos de los edificios administrativos tomados por los separatistas prorrusos en una franja del sur y el este del país.

Los activistas abandonaron por algunos momentos el edificio del Consejo de la ciudad de Mariupol, según Voropaeva.

Pero las fuerzas de seguridad estuvieron brevemente en el edificio, pues dijeron que habían recibido la orden de retirarse.

Los activistas entraron nuevamente, y volvieron a izar las banderas rusas y regionales, mientras en la calle hubo aclamaciones de una multitud.

En otros lugares de la volátil región de Donetsk, los enfrentamientos continuaron este miércoles entre las fuerzas armadas de Ucrania y los separatistas.

Ambas partes se enfrentaron en el bastión rebelde de Slavyansk este lunes. Los servicios de seguridad de Ucrania dijeron que 30 militantes "fuertemente armados" habían sido asesinados en los últimos días, como parte de la operación "antiterrorista" en la zona.

Líderes en las regiones orientales de Donetsk y Lugansk dicen que celebrarán referéndums sobre su autonomía este domingo, pero no hay preparativos visibles para una votación.

Mientras tanto, el gobierno interino de Ucrania tiene previsto celebrar elecciones presidenciales el 25 de mayo, pero reconoce que ha perdido el control de parte del país.

El canciller ruso, Sergey Lavrov, dijo este martes que sería "inusual" celebrar unas elecciones presidenciales en el país cuando el Ejército se está desplegando en contra de la población.

En lo que podría ser una señal de que Moscú se prepara para cuestionar la legitimidad de las elecciones presidenciales del 25 de mayo, Lavrov dijo que "la situación en la que se utiliza al Ejército contra su propia población, es bastante inusual".

"Esto no es Afganistán, es una situación completamente diferente", dijo, y agregó que las reformas constitucionales prometidas por los nuevos líderes ucranianos no se llevarían a cabo a tiempo para la votación.

Lavrov, quien habló después de una reunión del Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores europeos en Austria, también descartó la celebración de una segunda reunión internacional en un intento de desactivar la crisis en Ucrania

Dijo que las disposiciones de un primer pacto internacional firmado en abril en Ginebra, Suiza, aún no han entrado en vigor.

El acuerdo llama a todas las partes a abstenerse de usar la violencia, y llama a los grupos armados ilegales a desarmarse y desocupar los edificios públicos tomados.

Rusia anexó la región de Crimea el sureste de Ucrania en marzo, después de un referéndum organizado por los grupos prorrusos armados respaldados por las fuerzas rusas que controlaban la infraestructura clave.

Marie-Louise Gumuchian, Claudia Rebaza y Kellie Morgan contribuyeron con este reporte.