Por Fernando Ramos, para CNN

Bogotá (CNN Español) - Colombia tiene firmados 13 tratados de libre comercio con países latinoamericanos, Estados Unidos y Europa, y hay acuerdos en trámite con países como Japón y Corea del Sur.

Estos intercambios comerciales han originado protestas campesinas, bloqueos de vías y reclamos de sectores agrarios que dicen haber sido perjudicados.

Este desafío en el campo social será uno de los principales retos para el presidente que gane las elecciones para el periodo 2014-2018.

En agosto de 2013 y a comienzos de mayo de este año miles de campesinos salieron a las principales carreteras de Colombia para protestar por los altos costos de los insumos, los elevados intereses de los préstamos bancarios, el aumento del contrabando y los efectos de los tratados de libre comercio.

El Gobierno se comprometió con soluciones parciales a estas demandas.

"Nunca nos han tenido en cuenta, ¿o nos llamaron a negociar los Tratados de Libre Comercio? No, lo negociaron fue con Fedepapa (Federación Colombiana de Productores de Papa), con las federaciones, pero nunca con los campesinos. Entregaron nuestros alimentos sin tenernos en cuenta a nosotros”, se queja Hernando Torres, vocero del movimiento campesino.

El gobierno dice que para aliviar la situación de los campesinos ha aumentado el presupuesto y los subsidios para el sector agrario.

El presidente Juan Manuel Santos dijo en plena campaña que “hay que darle al campo mucho más presupuesto. Las políticas que se quieren incentivar requieren recursos. Este año el presupuesto para el sector agrícola es el más alto de toda su historia”.

Algunos sectores de oposición en el Congreso sostienen que los 13 tratados de libre comercio que tiene Colombia con varios países han llevado a la quiebra a muchos campesinos.

La senadora del Partido Verde Angela Robledo dice que el balance de los dos años del TLC con Estados Unidos “sigue mostrando una desventaja para Colombia en términos de la balanza importación-exportación".

Según el Ministerio de Comercio, las exportaciones a Estados Unidos durante 2013 fueron de 18.458 millones de dólares. Sin embargo, el gobierno reconoce que hubo una caída de las exportaciones agropecuarias a ese país, con respecto al año 2012, de un 8,6 por ciento.

A pesar de las cifras, hay optimismo en el ejecutivo por los resultados de los demás acuerdos comerciales vigentes y por el futuro del intercambio comercial con Estados Unidos.

"El año pasado llegamos casi al 70 por ciento del mundo con productos colombianos. Hoy por ejemplo para hablar del TLC con Estados Unidos hemos visto que mas de 1.600 empresas nuevas están llegando a Estados Unidos a mercados y ciudades que anteriormente no se llegaba. Estamos llegando a 109 ciudades con productos nuevos”, sostiene María Claudia Lacouture, gerente de ProExport.

El presidente que asuma el gobierno a partir del 7 de agosto deberá enfrentar el creciente malestar social en el campo para garantizar la estabilidad alimentaria del país y el bienestar de cerca de 10 millones de personas que derivan su sustento del sector agrario.

Los campesinos, por el momento, están atentos a que el ejecutivo actual cumpla con los compromisos adquiridos.