Durante la semana, CNN en Español publicará los perfiles de todos los candidatos a la Presidencia de Colombia. Sigue aquí toda la cobertura y participa con la etiqueta #ColombiaVoto2014

Por Claudia Palacios, CNN en Español

(CNN Español) - El candidato que durante el curso de la campaña logró posicionarse como una amenaza tangible a la reelección de Juan Manuel Santos, fue su antiguo colega en el gabinete del expresidente Álvaro Uribe. Óscar Iván Zuluaga, quien fue un destacado ministro de Hacienda y se muestra como el hijo de provincia que defiende a cabalidad las tesis del uribismo, aspira a convertirse en el próximo presidente de Colombia.

Con 55 años, este economista con un máster en Finanzas Públicas, casado y padre de tres hijos, exalcalde de Pensilvania, su municipio natal, y ministro del segundo gobierno de Uribe, propone gobernar a Colombia con Mano firme y corazón grande, el mismo lema de gobierno de su mentor político.

"Me siento muy orgulloso de ser el candidato del uribismo, gobernaré con las ideas con las que me he comprometido, con mi carácter, con mi sello, con mi talante", dice

Y agrega: "El presidente Uribe es un muy grande apoyo y más estando desde el Congreso de la República",.

Su principal tema en campaña es la oposición a la manera en que se lleva a cabo el actual proceso de paz, pero dice que si es elegido lo mantendría, con condiciones. Zuluaga asegura que tiene que haber un cese de toda acción criminal.

"Hemos dicho: 'sí a la paz, pero no a cualquier costo'". Para el candidato, debe haber castigo, pero con reducción de penas. "Yo puedo abrir el debate a 6 u 8 años", dice.

El otro cambio que se vería en su eventual mandato es en las relaciones con Venezuela."La guerrilla sigue en Venezuela y Venezuela sigue protegiéndola (...) a mí me parece que es terrible". Aunque dice que no se metería Venezuela con tropas, enfatiza en que le exigiría al gobierno de ese país que combata el terrorismo.

La guerra sucia entre su campaña y la del presidente Santos ha marcado la contienda en las últimas semanas. Hace unos días, el expresidente Uribe dijo que a la campaña de Santos en 2010 habrían entrado dos millones de dólares del narcotráfico, pero aún no presenta las pruebas de su denuncia. Días antes, la Fiscalía capturó a un hacker contratado por la campaña de Zuluaga con el argumento de que  pretendía afectar el proceso de paz.

Sobre la presunta entrega de 2 millones de dólares a la campaña del Santos, Zuluaga dice que no tiene los elemento de juicio: "Yo no estoy para juzgar lo que pueda hacer el presidente Uribe de acuerdo a dar información y a la autonomía que él tiene para decir qué quiere hacer".

Zuluaga ha dicho en varias oportunidades que no sabía que el supuesto hacker estaba haciendo interceptaciones. "Ese es un proceso que hoy esta en manos de la justicia".

Pero tras la revelación de la revista Semana y el periódico El Tiempo de videos en los que presuntamente aparece Zuluaga hablando con el hacker de información de carácter militar y electoral, no son pocos los que han dicho que Zuluaga mintió. Incluso a quienes, como el también candidato presidencial Enrique Peñalosa, han pedido su renuncia.

Tanto Zuluaga como Uribe han puesto en duda la autenticidad del video y aseguran que hace parte de un plan del Gobierno para enlodar su campaña. "Soy víctima de un vulgar montaje", dijo Zuluaga. Algunos representantes del Centro Democrático incluso han sugerido que se trata de una estrategia diseñada por J.J. Rendón para infiltrar la campaña de Zuluaga y así orquestar situaciones posiblemente comprometedoras.