Por James Masters

(CNN) — A menudo, la obsesión trae alegría y dolor por igual.

Dentro de ese paquete delgado y brillante que emite un resplandor mítico se encuentran cinco estampas: los rostros de cinco hombres cuya sola presencia puede transformar vidas.

Bienvenido al mundo de la colección de estampas de la Copa Mundial.

Si estás desde un móvil mira las fotos aquí

"Mi novia me dio un ultimátum el otro día, ¿ella o las estampas de fútbol? Es una lástima, de verdad, creí que ella era la mujer para mí", dijo a CNN Daniel Blazer, un coleccionista británico.

Mientras la mayoría de relaciones sobreviven la fase de estampas, Blazer no es el único en esta obsesión por los brillantes adhesivos que le sonríen a quienes sueñan con el santo grial: llenar todo el álbum de estampas.

Algunos no descansan en su búsqueda por ese santo grial, creando hojas de cálculo e incluso involucrando a su cónyuge para aumentar las probabilidades de un intercambio exitoso.

"Mi esposo, Stephen, está obsesionado con su álbum de estampas", dijo a CNN Emma Conway, quien escribe en un blog con el nombre de brummymummyof2.

"Tiene su propia hoja de cálculo, así que sabe cuál necesita y cuál no. Se torna molesto".

"Cada vez que paso por una tienda tengo que comprarle estampas a mi hija de 3 años, y a mi esposo de 31".

"Es un papá genial para nuestros dos hijos, pero creo que la oportunidad de coleccionar estampas le recuerda a él y a sus amigos cuando eran niños".

"Cuando voy a trabajar, me da sus estampas para intercambiar, así que las intercambio con mis colegas y se las llevo de regreso".

"Soy como un traficante de drogas... pero con estampas".

Panini, la compañía italiana que crea las estampas, ha estado produciendo los icónicos adhesivos para el torneo más grande del fútbol desde 1970.

Su sede está en Modena, pero tiene filiales en todo el mundo. Panini puede producir más de 25 paquetes de estampas al día; eso representa más de 750 millones de estampas individuales.

La compañía, la cual tiene una sociedad con FIFA, el organismo rector del mundo, tiene los derechos exclusivos de crear productos para el torneo.

Se vende en 100 países alrededor del mundo; el fenómeno se ha convertido en un sinónimo de la Copa del Mundo, la cual se celebra cada cuatro años.

"Era un adicto cuando era más joven", dijo a CNN Gabriel Perlaza, de Austin Texas, respecto a su obsesión por las estampas.

"Lo único que hacíamos a la hora del receso era intercambiar estampas. También iba al centro a los puestos de los vendedores callejeros con mi padre o mi abuelo. Tenían cajones llenos de estampas y las vendían individualmente a diferentes precios".

"Cuando veo hacia atrás, es una locura cómo las estampas tomaban el control y se convertían en lo único que importaba durante ese par de meses antes de la Copa del Mundo".

"Incluso hoy, a la edad de 32 años, cuando paro en una tienda y compro 5 paquetes, no puedo esperar hasta llegar a casa para abrirlos", agrega Perlaza.

Un vistazo rápido a Twitter, Gumtree y otros sitios de medios sociales nos da una idea del nivel de adicción en el que se encuentra el mundo en la actualidad.

La etiqueta #gotgotneed, la cual viene de la frase "la tengo, la tengo, me falta", por lo general se pronuncia durante una sesión de intercambio de estampas y ahora es una de las más frecuentes en Twitter.

Ya sea en las esquinas o en bares y cafés, los coleccionistas intercambian estampas en cada oportunidad que tienen, llevando a cabo sesiones de intercambio y permitiendo que las repetidas se desechen por las estampas que hasta ahora han sido difíciles de conseguir.

"No estoy en paz conmigo mismo si no logro conseguir un álbum de Panini antes de la Copa Mundial", dijo Bernt-Erik Haaland, quien vive en Noruega.

"Es una parte muy importante de toda la experiencia, especialmente la preparación y el desarrollo que lleva al torneo".

"También es una actividad muy sociable porque puedes intercambiar estampas con tus amigos".

El Internet ha proporcionado una dimensión completamente nueva a la locura de las estampas de la Copa Mundial.

Stickermanager.com es solo un sitio web a donde los coleccionistas pueden recurrir en un esfuerzo por encontrar todas y cada una de las 640 estampas.

Creado para la Copa del Mundo de Alemania 2006, ahora cuenta con 140.000 usuarios registrados que intercambian estampas en línea con otros coleccionistas de todo el mundo.

Pero el intercambio de estampas en el sitio puede ser peligroso; las esquinas pueden estar dobladas, las caras pueden estar manchadas y tu reputación puede ser arruinada.

Incluso dentro de la seguridad del hogar, mantener las estampas en perfectas condiciones puede ser peligroso.

"Tenemos una niña de tres años de edad y un niño de un año de edad en casa", dijo Conway.

"Mi hija ama las estampas y siempre está tratando de despegarlas del álbum".

"Mi esposo es un hombre de modales muy tranquilos, pero si los niños se acercan a las estampas, levantará la voz. Es muy protector".

Mantener tus estampas en perfecto estado es crucial para maximizar tu capacidad de intercambiar.

Según Stickermanager, la estampa más popular que las personas buscan coleccionar es la de Jordi Alba, el defensor de España y el Barcelona junto con el logotipo nacional alemán en todo su esplendor.

Pero olvídate de intercambiar a Gianluigi Buffon, todo el mundo parece tener al portero de la selección italiana y de la Juventus en su colección.

Todo coleccionista tiene un peor enemigo; solo pregúntale a Phil Smith, un ávido coleccionista de Sunderland. Él está empezando a sentir que está siendo acosado por el camerunés Alex Song.

"Song rápidamente se ha convertido en el flagelo de mi existencia", dijo Smith.

"Coleccionar estampas fue un intento por tratar de reconectarme con mi infancia y un amor inocente del juego".

"Sin embargo, Alex ha absorbido totalmente toda la diversión del proceso. Ahora tengo cinco estampas de él, y no parece haber un final a la vista".

"La posibilidad de intercambiarlo por alguien exótico o esencial para mi colección es cosa del pasado. Sus cinco caras están destinadas a estar en la parte superior de mi tocadiscos por la eternidad, simbólicamente acumulando polvo".

"Para muchos, el 2014 será el verano de la samba, el fútbol, ​​el estilo y la alegría. Para mí, será el verano de Alex Song".

Un hombre llevó su amor por las estampas completamente a otro nivel.

Adam Carroll-Smith, un aficionado de Portsmouth, encontró su álbum de estampas de la Premier League de 1996 en 2012, y quedó devastado al darse cuenta que le faltaban seis jugadores.

El hombre de 29 años de edad, quien narra su búsqueda para completar su colección en su libro, "Six Stickers: A journey to complete an old sticker album", viajó por muchos lugares para conocer a los jugadores que no había podido encontrar en esos cientos de paquetes.

Su viaje fue un éxito, conoció a los seis ex futbolistas de la Premier League y completó el libro, antes de lanzar el álbum al mar, en un acto que describe como "catártico".

"En ese entonces, estaba a punto de cumplir 30, me iba a casar, iba a tener un hijo, y me pareció un punto natural examinar cuidadosamente mi vida", dijo Carroll-Smith a CNN.

"Creo que para muchas personas, eso juega un papel en la obsesión. Les da la oportunidad de volver a vivir la emoción de su niñez".

"Creo que las estampas son una metáfora para eso; creo que son algo con una hermosa simplicidad".

"Cuando eres niño, es una oportunidad de demostrar cuál es tu equipo favorito, y te da una prueba tangible de qué tan interesado estás por el fútbol".

"Ahora, da una sensación extraña y nostálgica. Supongo que se debe a que es algo arraigado en una era en particular y tiene cierta cualidad eterna".

Este es el atractivo universal que Panini dice que en total venderá 239.000 kilómetros de estampas, lo suficiente como para llegar al espacio.

"Panini tiene la capacidad de crear nostalgia en abundancia entre nuestros coleccionistas de segunda generación", dijo a CNN Jessica Tadmor, directora de mercadeo en Panini UK.

"Los medios de comunicación juegan un papel importante. Hemos tenido DJ de radio que coleccionan en vivo, programas de televisión que hablan sobre la colección de estampas, y Twitter en un frenesí por las mismas".

"Ha habido convenciones secretas de intercambio en Londres a media noche, acompañadas de una cerveza o dos".

Incluso los jugadores están en eso; el delantero de Costa Rica, Joel Campbell, estaba tan desesperado por encontrar una estampa de él mismo que compró cien paquetes.

Pero después de abrir cada paquete, se sintió furioso por no haber encontrado su propia estampa, a diferencia de su compañero de la selección de Costa Rica, Bryan Ruiz.

La locura continuará cuando el torneo inicie en Sao Paulo el 12 de junio, con el encuentro inaugural entre Brasil y Croacia.

Conway ya está resignada a perder la atención de su esposo, Stephen, por el tiempo que dure el torneo, incluso si para entonces ya ha terminado de llenar el álbum.

"Dejaré de existir una vez empiece", bromea.

"Hemos estado juntos durante más o menos 10 años, así que sé exactamente qué esperar, y estoy segura de que tratará de que los niños vean los partidos con él".

"Su hermano irá a Brasil, así que tiene un poco de envidia, pero verá los partidos".

"¡Y también se asegurará de que los niños no se acerquen a las estampas!"