Por William Lee Adams  

(CNN) - Mucho antes de que se convirtiera en un cineasta de renombre, Stanley Kubrick fue un niño prodigio de la fotografía. En 1945, a la edad de 17 años, comenzó tomando ensayos fotográficos para Look, una de las revistas de interés general y de mayor circulación de Estados Unidos. Durante cinco años completó más de 300 tareas, lo que dio como resultado 27.000 fotografías.

"Kubrick nunca separó los medios de la fotografía y la filmación de películas", dice Lisa Ortner-Kreil, conservadora de la exhibición fotográfica "Eyes Wide Open: Stanley Kubrick as Photographer", la cual se presenta en el Kunstforum del banco de Austria en Viena hasta el 13 de julio. "Siempre se consideró a sí mismo como un desarrollador de imagen, y no le importaba si tenía una cámara de fotos o una cámara para filmar frente a él".

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

Cómo se arma el circo – Acto de equilibrio con trapecistas, 1948  

En 1948, Kubrick pasó varios días fotografiando a las personalidades en y alrededor del circo más grande de Estados Unidos. Las imágenes trasladan el lenguaje cinematográfico que más adelante definirían sus películas.

Ortner-Kreil dice que las fotos también demuestran su conocimiento de la fotografía de vanguardia y la fotografía de Bauhaus, la cual el podría haber encontrado en sus muchos viajes de niño al Museo de Arte Moderno en Nueva York.

"Si ves el punto donde esta barra está cortando la cuerda, está realmente en el medio", dice. "Parece ser un collage, no una fotografía. Todos los diferentes detalles se arreglan cuidadosamente, y él elige la perspectiva del director del circo, quien le está gritando a los artistas y acróbatas. Baja la cámara para hacer énfasis en la autoridad del director".

Metro de Nueva York – Jóvenes amantes, 1947  

A Kubrick lo intrigaba el metro de Nueva York como un lugar de tránsito donde personas de diversos orígenes se encontraban unos con otros. Él tomó muchas de estas imágenes entre la media noche y las seis de la mañana. "Las imágenes que muestran pasajeros durmiendo son cuidadosamente arregladas", dice Ortner-Kreil. "Detrás de muchas, hay una dirección tranquila, como lo demuestra esta imagen de dos amantes. El joven desliza su mano debajo del abrigo de su novia. El fotógrafo, y por lo tanto también el observador, se convierten en voyeurs... Kubrick solía trabajar con amigos que actuaban como 'protagonistas' para esas tomas".

Betsy von Fürstenberg – Leyendo un guion en el alféizar, 1950  

Kubrick siguió a la socialité y actriz Betsy von Fürstenberg para una serie titulada "La debutante que salió a trabajar".

"Ella es una chica del jet set en la cumbre de su carrera cuando Kubrick la fotografía", dice Ortner-Kreil. "Pero por 'trabajo' ella solo realiza actividades de placer, como probarse joyas y ropa, y vivir la típica vida de la Upper Eastside donde nació y creció. Pero aquí está tratando de recordar un guion en una ventana".

En otra fotografía en esta serie, se le puede ver descansando en un sofá, aparentemente inconsciente de un cuadro de Picasso que cuelga en la pared detrás de ella.

"Lo usaba como comentario satírico respecto a que en este entorno, las personas solo decoran sus paredes con obras de Picasso, pero no les prestan la atención adecuada".

Niño lustrador de zapatos – Mickey con su puesto para lustrar zapatos, 1947  

Los editores de Look frecuentemente encargaban ensayos fotográficos de actores y otras personas glamorosas en el hogar. Pero en esta serie inédita para la revista, Kubrick sigue a un niño lustrador de zapatos de 12 años de edad llamado Mickey.

"Para esta historia, escogió a un niño común y corriente, que se comporta como adulto porque trabaja todo el tiempo", dice Ortner-Kreil. "Las primeras fotografías lo muestran en su entorno profesional contando el cambio, esperando a un cliente y lustrando zapatos. Kubrick tenía sólo cinco años más que Mickey, y puedes sentir cierta conexión entre los dos".

Niño lustrador de zapatos – Mickey con las palomas, 1947  

Kubrick capturó más imágenes de la vida trabajadora de Mickey. Aún va a la escuela y al cine, y disfruta de otros aspectos de la niñez.

"Aquí puedes verlo en el tejado de una casa en Brooklyn, donde alimenta palomas", dice Ortner-Kreil. "Observar cómo las palomas vuelan libremente es una metáfora de la libertad. Se ha cambiado de ropa, así que lleva puesta una bonita camisa blanca y ya no es un niño lustrador de zapatos. Es una historia distinta".

Universidad de Columbia – Tres hombres en un espacio industrial, 1948  

Kubrick nunca asistió a la universidad, pero le encargaron fotografiar varias instituciones educativas, entre ellas la Universidad de Columbia en Nueva York. Y mientras la revista insistió en que fotografiara a personas como Dwight D. Eisenhower, quien en ese entonces era el presidente de la universidad, Kubrick estaba más interesado en ratas de laboratorio y científicos.

"Siempre estaba buscando comentarios entre las fotografías", dice Ortner-Kreil. "Aquí tienes a tres científicos involucrados en el desarrollo de la bomba atómica. Pensó que era interesante tener esta inscripción de Belén, la cual invoca la religión pero en realidad se refiere a una enorme fábrica de acero llamada Bethlehem Steel. Los detalles ambivalentes le agradaban".

Carro de policía – Pistola, 1948  

Kubrick estaba familiarizado con las fotografías del trabajo policial y la criminalidad, los cuales se hicieron populares por el fotógrafo Weegee.

"Pero mientras las imágenes de Weegee se caracterizan por su fuerte realismo y de alguna manera una brutalidad voyeurista, Kubrick le ofrece a los lectores de Look, una imagen de la criminalidad libre de violencia, interesada en los objetos y arreglada de forma precisa. Trabaja con características cinematográficas como el corte o el acercamiento".

Esta imagen muestra una pistola apuntada a un camión de policía, un vehículo que transportaba a 700 prisioneros al día en la ciudad de Nueva York.

Rocky Graziano – Retrato, 1947  

Kubrick completó por lo menos dos series que seguían un día en la vida de boxeadores profesionales. Esta imagen viene de su serie sobre el legendario luchador Rocky Graziano. Kubrick lo representó no solo como simplemente un luchador, sino también como alguien que compartía momentos cálidos con su familia.

"Lo ves dándole de comer a su hija, acostado en su cama y hablando por teléfono con su esposa", dice Ortner-Kreil. "Kubrick incluso lo sigue a la ducha, pero esto no fue publicado debido a que fue visto como muy provocativo... Kubrick deja en claro que quiere ser un artista. Es una calidad que puedes descubrir desde el inicio de sus fotografías".

Conversaciones en la calle – Mujer caminando por la calle, 1946  

Nacido en el Bronx en 1928, Kubrick más adelante pasó tiempo fotografiando a peatones en el distrito. "Es muy, muy cinematográfico", dice Ortner-Kreil. "¿Quién es esta mujer y a dónde va?"

Esta y todas las otras imágenes en la exhibición, vienen de los archivos del Museo de la Ciudad de Nueva York. Cuando la revista Look fue descontinuada en 1971, donó sus negativos incluyendo los de Kubrick, para el museo y la Biblioteca del Congreso en Washington.