Por Katie Lobosco, CNNMoney

Nueva York (CNNMoney) - La automotriz General Motors llamó a revisión este lunes a 3,16 millones de vehículos por problemas relacionados con ocho colisiones en las que hubo seis heridos.

La medida afecta a vehículos de modelos entre los años 2000 y 2014. Según la empresa, el interruptor de encendido puede apagarse accidentalmente y desactivar la dirección asistida y el sistema de frenos mientras se está conduciendo. Esto puede ocurrir por el excesivo peso del llavero que, con la vibración al pasar por un bache, puede provocar que se pase de encendido a apagado.

Algunos de los automóviles afectados son el Chevrolet Impala, el Cadillac Deville, así como el Buick Lacrosse, el Lucerne y el Regal.

El último llamado ocurre tras la revisión de 2,6 millones de automóviles y otros autos pequeños por un problema similar.

La compañía tardó más de diez años en llamar a revisar esos autos y enfrenta varias investigaciones y demandas.

GM espera un cargo de 700 millones de dólares para el segundo trimestre por los llamados a revisión.

GM