(CNN Español) - La posible entrada de Costa Rica a Petrocaribe causó revuelo entre los empresarios de ese país por virtual influencia política de Venezuela y de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América, ALBA.

En entrevista con Gabriela Frías, el presidente Luis Guillermo Solís dijo que es definitivo que Costa Rica no entrará al ALBA y que el ingreso a Petrocaribe está sujeto a estudios.

Cuando se supo que el gobierno de Solís evalúa la posibilidad del ingreso a Petrocaribe —organización liderada por Venezuela para el suministro de combustibles pagados a un costa menor—, la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep) dijo que la oferta de pagar después el combustible que se compre hoy sería una irresponsabilidad.

Los empresarios temen que eso abriría la puerta para que el gobierno venezolano extienda su influencia política porque —dice la organización— Petrocaribe no se puede desligar del ALBA.

"No hay todavía ninguna decisión tomada con respecto a Petrocaribe. Con respecto al ALBA sí: no ingresará Costa Rica al ALBA", dijo Solís en CNN Dinero.

Sobre la posibilidad de que Costa Rica se incorpore a Petrocaribe, Solís dijo que "es algo que solamente será posible una vez que terminen los estudios sobre los impactos —si es que estos son positivos— que tendría esa decisión en el precio de los combustibles".

Solís aseguró que se trata de un asunto técnico que están analizando los expertos.

Según Solís, su gobierno ha iniciado "un debate inédito en Costa Rica sobre la matriz energética en el país".

El presidente Solís sostuvo una serie de reuniones bilaterales para revisar vínculos de negocios y proyectos de la administración previa, el gobierno de Laura Chinchilla. Solís se reunió con el presidente chino Xi Jinping, así como con los mandatarios de Chile y Brasil.