Por Junko Ogura y Will Ripley, CNN

Monte Ontake, Japón (CNN) - Los muertos por la erupción del sábado en el Monte Ontake, en Japón, aumentaron a 36 luego del hallazgo de otros cinco cadáveres.

Aún permanecen en la montaña 24 cuerpos, mientras que 12 han sido recuperados e identificados, de acuerdo con la policía de la prefectura de Nagano.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

Las autoridades suspendieron la búsqueda de más excursionistas desaparecidos por las condiciones peligrosas en la cima debido a la presencia de sulfuro de hidrógeno.

El volcán, situado en el centro de Japón, lanzó una enorme nube de ceniza este sábado que cayó por la montaña y sepultó a excursionistas a su paso. Testigos describieron un sonido de tormenta cuando comenzó la erupción.

Las autoridades estiman que en el lugar había entre 200 y 250 excursionistas en el momento de la erupción, la mayoría de ellos pudieron escapar pero otros quedaron atrapados en varios refugios.

La Agencia Meteorológica de Japón ha elevado la alerta volcánica para Ontake de 1 a 3, advirtiendo al público a no aproximarse al volcán, la segunda cima más alta del país con 3.067 metros de altura.

La agencia alertó de otra gran erupción para los próximos seis días o más, aunque el domingo hubo algunas de menor intensidad.

La fumarola del volcán y la ceniza han afectado el tránsito aéreo en Japón, y hay retrasos en varios aeropuertos.