Por Yousuf Basil y Ben Brumfield

(CNN) - En su lucha contra la milicia terrorista islamista de ISIS, el ejército iraquí podría verse debilitado desde adentro por unos 50.000 o más soldados corruptos que no cumplen el deber.

El primer ministro del país descubrió decenas de miles de los llamados "soldados fantasma", según dijo al Parlamento el domingo.

Los soldados "fantasma" son miembros de las fuerzas armadas que nunca existieron o dejaron de prestar servicio, pero sus salarios han seguido pagándose.

"Sólo mediante la comprobación de documentos, me las arreglé durante este mes para eliminar 50.000 soldados fantasmas en cuatro divisiones del ejército iraquí", dijo Haider al-Abadi.

Los legisladores estallaron en gritos tras el anuncio.

Investigadores están buscando nuevos casos, y al-Abadi espera que se descubran muchos más.

"Me siento triste de que todo este tiempo hemos estado pagando salarios, y no tenemos dinero; mientras que otros soldados están luchando y siendo asesinados, a algunos soldados se les paga sin que aparezcan”, dijo.

El primer ministro se comprometió a castigar a los responsables.