Por Ashley Fantz, CNN

(CNN) - Un grupo que representa a la policía de St. Louis dice que se ha enfurecido luego de que los cinco jugadores de los Rams de St. Louis levantaran sus manos el domingo como señal de solidaridad con los manifestantes molestos por la muerte de Michael Brown.

La Asociación de Agentes de la Policía de St. Louis dice que está "profundamente decepcionada" por los jugadores de fútbol que enviaron un mensaje silencioso, pero fuerte antes de jugar el domingo contra los Raiders de Oakland.

Stedman Bailey, Tavon Austin, Jared Cook, Chris Givens y Kenny Britt caminaron hacia el campo y levantaron sus palmas en el aire, demostrando la señal de "manos arriba, no disparen" que los manifestantes de Ferguson han estado usando durante meses.

Algunos dicen que Michael Brown, un adolescente negro que no estaba armado, tenía sus brazos en alto cuando un policía blanco, Darren Wilson, lo mato a tiros el 9 de agosto en Ferguson, un suburbio de St. Louis. Wilson y otras personas dicen que Brown no estaba tratando de rendirse y que, de hecho, estaba atacando a Wilson.

La semana pasada, un gran jurado decidió no acusar a Wilson, lo que provocó protestas en todo el país.

La acción de los jugadores de fútbol causó una reacción generalizada en redes sociales. Algunos hicieron comparaciones entre lo que hicieron los jugadores de los Rams y el saludo del poder negro que hicieron dos atletas olímpicos negros de Estados Unidos en los Juegos Olímpicos de Verano de 1968 en la Ciudad de México.

La reacción ante la decisión de los jugadores de los Rams surge el lunes mientras el presidente Barack Obama se reúne con líderes en materia de derechos civiles para discutir lo que ha ocurrido en Ferguson.

Los jugadores de fútbol le ​​dijeron a KSDK-TV, afiliada de CNN en St. Louis, que se les ocurrió la idea justo antes del juego y querían que su acción representara una solidaridad con el pueblo de St. Louis y áreas cercanas.

"Queríamos hacer algo. ...Esta es nuestra comunidad", dijo Cook.

Cook no ha tenido tiempo de ir a Ferguson porque ha estado ocupado con la temporada y también porque la zona es peligrosa y no quiere quedar atrapado en la violencia, dijo. Pero sus familiares hablaron con él sobre lo que está ocurriendo, dijo. "Definitivamente voy a viajar a Ferguson", dijo Cook.

Bailey hizo hincapié en que la decisión de los jugadores solo fue una manera de mostrar apoyo hacia su comunidad.

"La violencia debe detenerse", le dijo a KSDK. "Solo queremos que se detenga".

"Lo que pasó fue una tragedia, punto", dijo Austin, en referencia a la muerte de Brown y la violencia que surgió como consecuencia. "Hay cosas más importantes que el fútbol y nosotros lo sabemos".

Lamento que la policía responda con mayor rapidez a la protesta pacífica de jugadores de la NFL que a la forma en la que lo hicieron frente a un cuerpo muerto en la calle. #STLPD se disculpa  

Exigiendo una disculpa  

La asociación de la policía hizo un llamado a los Rams y a la NFL para que se disculparan y disciplinaran a los jugadores involucrados.

"Respetamos y entendemos las preocupaciones de todas las personas que han expresado sus puntos de vista sobre esta situación trágica", dijo Brian McCarthy, vocero de la NFL.

Dijo que la NFL no tenía nada más que agregar y que los jugadores no serían disciplinados.

Efectos colaterales de Ferguson: ahora las protestas son a nivel nacional  

Los jugadores "optaron por pasar por alto las montañas de evidencia que el gran jurado del condado de St. Louis dio a conocer esta semana", dijo la asociación de la policía en un comunicado.

"El gesto se ha convertido en sinónimo de las afirmaciones de que Michael Brown era inocente de cualquier delito y que estaba tratando de rendirse pacíficamente cuando Wilson, según algunos testigos ahora desacreditados, le disparó a sangre fría", escribió la asociación de la policía.

La declaración citó al gerente de negocios de la asociación, Jeff Roorda, cuando dijo que "es impensable que los atletas locales perpetuarían de manera tan pública una narrativa que ha sido refutada una y otra vez".

"Le recordaría a la NFL y a sus jugadores que no son los matones violentos que queman edificios quienes compran los productos de sus anunciantes. Son los policías y las buenas personas de St. Louis y otras ciudades de la NFL quienes lo hacen".

Austin respondió al sentimiento de la policía de que las acciones de los jugadores sugerían que estaban apoyando a un grupo en particular.

Esa no era la intención, dijo. "Solo queremos que la comunidad sepa que cuenta con nuestro apoyo".