(CNNMéxico) — Los primeros análisis de investigadores de la Universidad de Innsbruck no pudieron  determinar si los restos encontrados en Cocula, Guerrero, pertenecen a los 43 normalistas de Ayotzinapa debido al calor excesivo a que fueron sometidos, pero realizarán nuevos estudios que tardarán tres meses, informó la Procuraduría General de la República (PGR).

La procuraduría informó este martes que recibió los resultados de la Universidad en Austria que concluyen que “no se encontró cantidad útil de ADN que permitiera obtener un perfil genético” por lo que no puede saberse si se tratan de los jóvenes desaparecidos.

El dictamen establece que “el calor excesivo” destruyó el ADN y el ADN mitocondrial de los restos “por lo menos hasta el punto en que los métodos rutinarios no pueden emplearse para un análisis exitoso”, señaló la PGR en un comunicado.

ARTÍCULO COMPLETO EN CNNMÉXICO.COM