(CNN Español) - Surgen más preguntas en torno a la muerte del fiscal argentino Alberto Nisman, mientras las autoridades continúan citando a varios personas para que presten declaraciones.

La Justicia agregó a la investigación el hallazgo de una huella y una pisada en el pasillo del piso en el que vivía el fiscal tras descubrir un tercer acceso a su vivienda.

El cerrajero que abrió la puerta del apartamento en el que se halló muerto a Nisman dio una versión que contradice la de las autoridades.

"La puerta de servicio estaba abierta. Lo podría haber hecho cualquiera", dijo el cerrajero, identificado como Walter, en su declaración ante la fiscal encargada del caso, Viviana Fein.

Por otra parte, miles de personas continúan pidiendo transparencia y justicia en la investigación.

Nisman, quien acusó a la presidenta Cristina Fernández de querer encubrir a irán como autores del atentado a la mutual judía AMIA en 1994, murió de un balazo este domingo en Buenos Aires.

Para el periodista Julio Blanck, del diario Clarín, hay muchos interrogantes alrededor del caso. Por ejemplo, el hecho de que el fiscal pidiera un arma cuando contaba con la custodia de 10 policías federales.

"Yo diría que la teoría del suicidio del fiscal Nisman está seriamente cuestionada", dijo Blanck.