Por Mairi Mackay, CNN

(CNN) - Le podrías llamar el otro efecto de "Cincuenta sombras de Grey".

Los bomberos de Londres están preocupados porque podría haber un "pico" en las llamadas de emergencia de personas atrapadas con esposas y otros juguetes sexuales después de ver la nueva película "Cincuenta sombras de Grey" que se estrenó esta semana en todo el mundo.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

Parecería que las novelas eróticas más vendidas de E. L. James han inspirado a más personas a experimentar sexualmente con resultados que a veces son vergonzosos y dolorosos.

El cuerpo de bomberos de Londres dice que los incidentes donde los aventureros sexuales quedan atrapados con esposas y anillos han ido en un aumento constante año tras año, desde que se publicó el primer libro de "Cincuenta sombras de Grey", en 2011.

LEE: '50 sombras de Grey': ¿Realmente es lo que los fanáticos esperaban?

La trilogía de "Cincuenta sombras", la cual ha vendido más de 100 millones de copias en todo el mundo y ha sido traducido a 50 idiomas, cuenta la historia de la relación con sabor sadomasoquista entre una graduada universitaria virginal y un director ejecutivo multimillonario.

Los libros también han tenido el crédito por el aumento de las ventas de juguetes sexuales, conduciendo a las mujeres a conectarse a sitios y alimentar una locura por el dominio sexual.

Ahora, los bomberos de Londres están pidiéndole al público que actúe con cautela si desea condimentar su vida sexual después de ver la película.

LEE: Juguetes sexuales de ‘Cincuenta sombras de Grey‘ llegan a almacenes Target

"Esperamos que las personas que vayan a ver la película usen el sentido común y eviten quedar avergonzadas", dijo el tercer oficial, Dave Brown.

El servicio dijo que, desde abril de 2014, los equipos han recibido llamadas para atender 393 incidentes que creen que están relacionados con sexo, entre ellos 28 incidentes de personas que han quedado atrapadas con esposas.

En noviembre de 2014, los bomberos tuvieron que acudir al rescate de un hombre que se quedó con un par de anillos trabados en su hombría durante tres días.

Los médicos de emergencias no pudieron quitar los anillos de acero por lo que dos bomberos tuvieron que cortarlos usando cortadores hidráulicos portátiles.

En otra ocasión, un equipo recibió una llamada de una mujer cuyo esposo se había quedado trabado en un cinturón de castidad.

Según informó el cuerpo de bomberos, en el pasado los equipos también han recibido llamadas por dos incidentes relacionados con tostadoras y aspiradoras.

Pero no solamente es vergonzoso, sino que es caro.

El cuerpo de bomberos informa que cada incidente le cuesta a los contribuyentes británicos al menos 452 dólares (295 libras esterlinas) y calcula que los incidentes han tenido un costo total de casi 615.000 dólares (400.000 libras esterlinas).

Para evitar incidentes incómodos, el cuerpo de bomberos de Londres aconseja a las personas que si van a utilizar las esposas, mantengan las llaves a mano.