(CNN) - El presidente Barack Obama tuvo un lema el sábado por la noche, durante la cena de la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca: No tomen prisioneros.

Estas son las principales bromas que hizo:

1. "Cosas por hacer"

Cuando la vida se pone difícil y los republicanos lo quieren inhibir, Obama decide simplemente "hacer su lista de cosas por hacer" ...o por lo menos una frase que rime con eso. Es la nueva política que implementará durante el último trimestre de su presidencia.

Obama mencionó su "lista de cosas por hacer" con rimas.

"¿Tomar acciones ejecutivas sobre la inmigración? A la lista de cosas por hacer. ¿Nuevas regulaciones climáticas? A la lista de cosas por hacer. Es lo que se debe hacer", dijo el presidente, burlándose de las críticas hacia sus acciones ejecutivas.

2. Traductor de la ira

Tal vez el momento más gracioso de la noche ocurrió cuando Obama llamó a su "traductor de ira", Luther... también conocido como el comediante Keegan-Michael Key.

En la sátira se veía a Obama dando un mensaje gentil y políticamente correcto, mientras que Key —eh, Luther– decía la verdad sin ambages.

"No despeguen sus blancos traseros", abrió Luther.

Luther, el "traductor de ira", durante la cena de corresponsales de la Casa Blanca el pasado 25 de abril de 2015. (Crédito: Olivier Douliery-Pool/Getty Images)

Luther, el "traductor de ira", durante la cena de corresponsales de la Casa Blanca el pasado 25 de abril de 2015.
(Crédito: Olivier Douliery-Pool/Getty Images)

La versión de Obama fue: "En nuestro mundo cambiante, tradiciones como la cena de corresponsales de la Casa Blanca son importantes".

Lo que dijo el traductor fue: "En serio, ¿qué es esta cena?", preguntó mientras brincaba enfáticamente. "¿Por qué debo asistir? Jeb Bush, ¿en serio quieres hacer esto?"

Al hablar sobre la recaudación para las campañas, Obama dijo: "Hillary también tendrá que reunir grandes sumas de dinero".

Traducción: "Oh, sí", dijo Luther con los ojos desorbitados. "Ella conseguirá ese dinero. Ella conseguirá todo ese dinero. Khaleesi vendrá a Westeros", haciendo referencia a la serie de HBO, "Juego de Tronos".

Obama le quitó de las manos el guión al "traductor de ira" y parecía listo para continuar sin la traducción a medida que empezó a hablar del cambio climático.

"Todos los científicos serios dicen que necesitamos actuar. El Pentágono dice que es un riesgo de seguridad nacional. Miami se inunda en un día soleado y en vez de hacer algo al respecto simplemente vemos cómo los senadores se lanzan bolas de nieve", dijo Obama, en referencia a lo que hizo el senador republicano Jim Inhoffe para negar la existencia del calentamiento global.

"Está bien, lo entiendo hermano", dijo Luther.

"Es una locura. Qué pasa con nuestros hijos, qué clase de estúpido poco visionario e irresponsable macho..." continuó Obama antes de que lo interrumpiera su "traductor".

3. Los problemas financieros de Hillary Clinton

Las bromas de Obama sobre Clinton fueron un recordatorio a los comentarios de la precandidata demócrata donde dijo que el expresidente Bill Clinton y ella estaban "en quiebra" cuando salieron de la Casa Blanca.

Como hizo notar Obama, "para muchos estadounidenses, este todavía es un período de mucha incertidumbre".

"Por ejemplo, yo tengo una amiga que hace unas cuantas semanas ganaba millones de dólares por año. Ahora vive en una camioneta en Iowa", dijo el mandatario en referencia a la gira para escuchar y atender peticiones que está realizando Clinton a días y semanas después de anunciar su campaña.

4. Críticas a los candidatos del 2016

Obama dijo que Ted Cruz es un narcisista luego de que el senador de Texas se comparara a sí mismo con Galileo por luchar contra el cambio climático:

"Galileo creía que el mundo se movía alrededor del sol. Ted Cruz cree que la Tierra gira en torno a Ted Cruz", se rió el presidente.

Además, Rick Santorum debería dejar de decir que no asistiría a un matrimonio homosexual, comentó Obama... porque de ninguna forma las personas gay y lesbianas lo invitarían a una boda de personas del mismo sexo.

¿Y qué fue lo que dijo sobre Donald Trump, quien quiere hacer una campaña presidencial por enésima ocasión?

"Donald Trump está aquí... todavía", bromeó Obama. "Como sea".

También aprovechó para bromear sobre los demócratas que buscan la presidencia.

"Aparentemente quieren ver una olla con olor a socialismo en la Casa blanca", dijo Obama, refiriéndose al senador Bernie Sanders, quien se considera a sí mismo un socialista. "Podríamos lograr un tercer periodo para Obama después de todo".

Y sobre el exgobernador de Maryland, Martin O'Malley, Obama sacó a relucir la reciente visita de Clinton a un Chipotle, donde pretendió pasar de incógnito.

"Para no quedarse atrás, Martin O'Malley trató de empezar su campaña con un evento propio en donde trató de pasar totalmente desapercibido", dijo Obama bromeando.

5. No teman... McCain y Biden están aquí

Obama no podía bromear durante la cena de los Corresponsales de la Casa Blanca sin mencionar una de las historias que más han perseguido los reporteros: el Servicio Secreto.

Obama dijo que la agencia, que ha enfrentado escándalos repetidas veces el último año, ha conseguido "un mecanismo a prueba de tontos para mantener a la gente lejos de mi jardín".

La respuesta llegó en forma de una imagen retocada con Photoshop: el senador John McCain con una escoba.

¿Y para mantener a los drones lejos? Se vio al vicepresidente Joe Biden con un bate de béisbol.

6. No se preocupen, senadores demócratas, ya contamos con Obamacare

Las elecciones intermedias de 2014 todavía estaban en la mente de Obama cuando habló de los beneficios de su ley de salud, la cual permite que los estadounidenses cuenten con seguro de servicio médico asequible a pesar de que no tengan trabajo.

"Gracias al Obamacare, ya no se tienen que preocupar por perder su seguro médico si se quedan sin trabajo. De nada, demócratas del Senado", dijo Obama.

7. La clásica broma Biden

Al hacer notar que se sentía "más calmado y relajado que nunca" durante el último trimestre de su presidencia, Obama hizo alusión al incómodo momento que ocurrió entre el vicepresidente Joe Biden y la esposa del secretario de Defensa, Ash Carter.

"Esos masajes de hombros de Joe Biden son como magia", bromeó Obama. "Deberían probarlos. ¿Ya lo han hecho?"

Biden se puso un poco íntimo con la esposa del recién nombrado secretario en febrero... al parecer le dio a probar un poco del especial de Obama.

8. Broma sobre Biden #2

Obama trató de suavizar su broma contra Biden —las bromas que se han convertido en una cierta tradición en Washington— y mencionó lo mucho que ama al vicepresidente.

"Amo a ese hombre", dijo Obama. "Nos hemos vuelto tan cercanos que en algunos lugares en Indiana no nos quieren servir más pizza", dijo en referencia a la ley de libertad religiosa que desató la polémica entre los activistas por los derechos de la comunidad LGBT.

9. Boehner, Netanyahu... nunca pasan de moda.

Mientras bromeaba sobre envejecer, Obama dijo:

"Me veo tan viejo que John Boehner [presidente de la Cámara de Representantes] ya invitó a [primer ministro de Israel, Benjamin] Netanyahu para hablar en mi funeral", bromeó Obama, al referirse a la invitación controvertida que le hizo el Portavoz de la Casa Blanca al Primer Ministro israelí.

10. Dick Cheney

Obama le devolvió el golpe al vicepresidente Dick Cheney, quien recientemente lo llamó "el peor presidente de mi vida".

"Dick Cheney dice que fui el peor presidente de su vida, lo cual es interesante porque creo que él es el peor vicepresidente de mi vida", bromeó Obama sobre quien fuera una de las figuras más influyentes en el gobierno del expresidente George W. Bush.