Una madre de EE.UU. se encuentra negociando con el gobierno de su país para que la ayuden a cubrir una costosa cuenta médica (Sara Morrow/Cortesía).

HONG KONG (CNN) — Wendy Morrow tenía siete meses de embarazo y estaba lista para abordar el avión en el Aeropuerto Internacional de Hong Kong para visitar a su hermano en Xiamen, China, pero momentos antes de llegar a la puerta de embarque se le rompió la fuente.

Pronto se enfrentaría a un predicamento inusual. Su seguro médico estadounidense no cubre las crecientes cuentas médicas por la atención de su recién nacido y el hospital retuvo el acta de nacimiento en un principio.

Sin acta de nacimiento, la embajada estadounidense no puede emitir un pasaporte para que el pequeño Kyuss regrese a Iowa.

La madre cuenta que les dijeron que no recibirían el acta de nacimiento hasta que liquidaran la cuenta del hospital.

Desde que el bebé nació, el 7 de mayo, la familia ha estado varada en Hong Kong; pero este viernes 15 de mayo recibieron la noticia de que el hospital emitiría el acta de nacimiento de Kyuss el sábado 16, luego de que los medios se enteraran de la noticia.

"¡No puedo creer que el hospital nos llamó para decirnos que ya nos van a entregar el acta de nacimiento!", escribió Sara Morrow, hermana de la madre, en un correo electrónico dirigido a CNN.

Kyuss es un bebé prematuro, nació ocho semanas antes de término, y ahora se encuentra en una incubadora en la unidad de cuidados especiales del Hospital Princesa Margarita. Cuando nació, sus pulmones no estaban totalmente desarrollados y fue necesario administrarle oxígeno.

"No nos gusta sentirnos atrapados aquí. Estamos presionando para que paguen las cuentas médicas y solo queremos poder irnos a casa con el bebé", dijo Morrow.

CNN llamó al hospital varias veces. Su portavoz dijo que estaban trabajando en un comunicado oficial, pero al momento de que este artículo se publicara no lo habían emitido.

Cuentas médicas onerosas

Como Kyuss está recibiendo atención médica especial, la cuenta del hospital va en 20.000 dólares y contando. Cada día que pasa en el hospital cuesta 1.600 dólares más, de acuerdo con Morrow.

La familia se puso en contacto con la oficina del legislador Steve King en el estado de Iowa, quien les respondió en un correo electrónico que el seguro médico de Medicare/Medicaid no podía cubrir los gastos médicos en hospitales del extranjero.

Uno de sus seguros de viaje tampoco los cubre porque el bebé no estaba contemplado en el seguro, algo que a la familia le parece desconcertante.

"¿Cómo habríamos podido poner (su nombre) en la póliza si ni siquiera había nacido?", se pregunta Morrow.

El senador por el estado de Iowa, Chuck Grassley, les escribió en un correo electrónico que su oficina trataría de averiguar al respecto.

Mientras tanto, la familia inició varias recaudaciones de fondos para cubrir los gastos médicos y los gastos adicionales relacionados con su estadía inesperada en Hong Kong.

Kyuss se fortalece lentamente y los médicos le dijeron a la familia que podrían darlo de alta en una semana y podría hacer el viaje en avión. Los médicos recomendaron que una enfermera clínica viaje con ellos y que lleven una máquina de oxígeno a baterías en caso de que le costara respirar a grandes altitudes.

Lejos de su familia, lo único que los Morrow pueden hacer, dicen, es esperar.

"Es duro para ambas", dijo Morrow. "Wendy tiene una hija de cuatro años en casa… Yo tengo cuatro hijos en casa y ambas dirigimos un negocio propio".