(CNNMoney)– La ciudad desértica de Alamogordo, Nuevo México, finalmente vendió su tesoro enterrado de viejos videojuegos de Atari, en más de 100.000 dólares por alrededor de 900 juegos.

El botín incluía una copia de E.T. The Extra Terrestrial de 1982. Alguna vez criticado como el peor videojuego en la historia, el anticuado y abandonado E.T. se vendió por 1.535 dólares.

Atari vació un almacén y pagó a Alamogordo para desechar los cerca de 800.000 juegos en su basurero en 1983, según Joseph Lewandowski, que estuvo en el sitio cuando sucedió y después compró la compañía de basura que los enterró.

En años recientes, el tesoro alcanzó el estatus de leyenda urbana, especialmente desde que nadie recordaba exactamente dónde y además, porque "Atari negó que eso hubiera pasado", dijo Lewandowski. (Atari no respondió a una solicitud de CNNMoney).

Desde que la gente siguió preguntándole sobre eso, Lewandowski decidió redescubrir los juegos, enterrados en una zanja a 9 metros de profundidad, en un lote de 121 hectáreas.

"No era realmente un gamer", dijo Lewandowski, quien reencontró el sitio con la ayuda de viejas fotografías y mapas. "Nunca tuve tiempo para jugar juegos. Para mí, fue la última búsqueda de tesoro por una leyenda urbana".

Dijo que desenterró 1.178 de los 2600 cartuchos de juegos de Atari con cerca de 50 diferentes títulos clásicos como Pac-Man, Ms. Pac-Man, Breakout, Star Raiders, Pele's Soccer, Centipede, Baseball, Asteroids y Defender. Vendió la mayoría de ellos para conseguir fondos para la ciudad y su local sin fines de lucro, y dejó el resto para museos.

Lewandowski coordinó la venta de 881 juegos a través de eBay por un total de 107.930 de dólares. Aproximadamente 26.000 dólares de eso se destinó en envío y otros costos, desde que la venta atrajo clientes de tan lejos como Francia, Brasil, Australia y Singapur.

Alamogordo obtuvo 65.037 dólares para apoyar al departamento de policía, el zoológico, el memorial de veteranos, y otros proyectos. La Sociedad Histórica de la Cuenca de Tularosa, de la cual Lewandowski es vicepresidente, recibirá 16.529 dólares.

Restaron 297 cartuchos que no se han vendido, incluyendo alrededor de 40 de los legendarios juegos de E.T., dijo Lewandowski. Añadió que no los quisieron vender porque son también históricamente valiosos.

Andrew Reinhard, quien se autodenomina "arquéologo punk" y "arqueojugador," ayudó con la excavación.

"La arqueología a la que estoy interesado es la del pasado reciente", dijo Reinhard, quien también trabaja para la Sociedad Americana de Numismatica en Nueva York. "Para la arqueología, es la primera excavación de videojuegos en la historia de la humanidad".

Reinhard sabía que estaban acercándose al tesoro de Atari cuando comenzaron a desenterrar artefactos de principios de los años 1980, incluyendo un póster de Donny y Marie Osmond. Luego encontraron un periódico local de 1983 con un encabezado sobre los desechos de Atari.

"Muy seguro, desenterrar el siguiente pie o algo así, los juegos comenzaron a salir", señaló Reinhard.

Aunque hay todavía una veta masiva de juegos bajo tierra, los excavadores dijeron que un juego terminado.

"No quisimos excarvar más", dijo Lewandowski. "La ciudad no lo permitirá. Es una toma de una sola vez".