(CNN Español) - Una familia en El Salvador recibió el mejor regalo: tener a su hijo biológico luego de que con pruebas de ADN se comprobara que en un hospital privado el menor y otro recién nacido fueron intercambiados.

Los dos pequeños, que ahora tienen tres meses de vida, ya están con sus respectivas familias.

A raíz de la denuncia pública hecha por Mercedes Casanellas, la Fiscalía inició una investigación y practicó pruebas de ADN a los bebés que nacieron el mismo día y en el mismo hospital.

“Yo solo quiero recuperar a mi hijo”, decía con insistencia Mercedes Casanellas, y su demanda dio frutos.

“Comparamos ambos hijos con diferentes familias y ahí obtuvimos una compatibilidad genética absoluta con una certeza superior al 99.99%” explicó Josefina Monterrosa, subjefa del Instituto de Medicina Legal, institución a cargo de las pruebas.

A raíz de esa información, el fiscal general, Luis Martínez, notificó a las dos familias y las convocó a una audiencia especial donde, en privado, se llevó a cabo el intercambio ante la presencia de una jueza y abogados de ambas familias.

“Hemos retornado a los bebés a sus legítimos padres, eso nos llena de mucha alegría” dijo Martínez en conferencia de prensa luego de la audiencia en la una jueza decretó reserva total del caso. De hecho, la otra familia no quiso aparecer públicamente.

Emociones encontradas

Fueron sentimientos encontrados los que tuvo la familia Cushworth Casanellas la noche de este lunes: la alegría de la noticia que su hijo biológico había sido encontrado, y el dolor por entregar a sus padres naturales el el bebé que por tres meses cuidaron con amor.

“Hay lágrimas de  alegría, de satisfacción y de tristeza que se nos fue Jacob el que cuidamos de bebé”, dijo Mercedes Casanellas, abuela del menor que fue localizado. “Ya nos habíamos encariñado con él, pero eso mismo le pasa a la otra familia”, agrega.

Por este caso está siendo procesado el médico Alejandro Guidos, por el delito de suplantación de identidad. La Fiscalía ordenó su detención y aunque el bebé apareció, “la investigación va a continuar” dijo el fiscal Martínez.

Sin embargo, un tribunal lo dejó en libertad mientras sigue la investigación, pero el médico tiene prohibido salir del país y debe presentarse cada 15 días ante el juez.

A raíz de lo ocurrido, la Fiscalía dijo que se llevará a cabo una revisión de los protocolos en los hospitales públicos y privados para evitar que historias como esta vuelvan a repetirse.

En un comunicado publicado en las redes sociales, el hospital donde ocurrió el intercambio expresa su beneplácito porque se logró ubicar al bebé, al tiempo que se solidariza con el médico acusado y dice mantener su compromiso de colaborar con la investigación.

https://www.facebook.com/hospitalcentroginecologico/posts/1210585432291804