(CNN)– Un campo lleno de basura a lo largo de la frontera húngaro-serbia sirvió como el último punto de conflicto en la crisis migratoria de Europa el lunes.

Los migrantes, la mayoría refugiados que huyen de la guerra y el terrorismo en Siria e Iraq, están cansados de esperar en condiciones primitivas durante días para poder reanudar su viaje hacia la seguridad.

La pregunta que se hacen: "¿Por qué nos tratan así?"

En algunos momentos los inmigrantes forcejearon con la policía, bloqueando una carretera cerca Röszke, Hungría, donde pueden registrarse como refugiados y proseguir su viaje.

Los autobuses estaban llevando a un pequeño número de refugiados, pero muchos se han visto obligados a esperar.

Una organización no lucrativa de Hungría estaba en el lugar repartiendo galletas, fruta y agua, y una tienda de campaña médica se levantó el lunes.

Mientras tanto, Austria y Alemania advirtieron que no pueden seguir el ritmo de la afluencia de refugiados y dijeron que tienen que empezar a frenar el ritmo.

Más de 16.000 inmigrantes llegaron a Austria desde el sábado, dijo el lunes el portavoz de la policía del estado de Burgenland, Wolfgang Bachkoenig. Prácticamente todos siguieron a Alemania, donde solo la ciudad de Munich recibió a más de 17.500 personas, dijo la policía.

La agencia para los refugiados de las Naciones Unidas, ACNUR, estima que más de 366.000 refugiados y migrantes han cruzado el mar Mediterráneo hacia Europa este año.

Al menos 2.800 personas han muerto o desaparecido durante el viaje. Los que hacen la travesía enfrentan un futuro incierto en las naciones europeas, que difieren en su acercamiento a los solicitantes de asilo.

Algunas naciones europeas ofrecen ayuda; Dinamarca nuevas restricciones

El lunes, la canciller alemana, Angela Merkel, dijo prometió una ayuda adicional de 3.000 millones de euros para paliar la crisis migratoria. Dijo que Alemania "está, por supuesto, dispuesto a aceptar más refugiados", pero pidió a otros países europeos hacer lo mismo.

Momentos después, el presidente francés, Francois Hollande, dijo que Francia está dispuesta a asumir más responsabilidad.

Dijo que la Comisión Europea propondrá la distribución de 120.000 refugiados en los próximos dos años, de los que Francia aceptaría 24.000.

"Vamos a hacerlo porque es el principio al que Francia se ha comprometido", dijo Hollande.

Y Gran Bretaña aceptará un máximo de 20.000 refugiados sirios en los próximos cinco años, dijo el lunes el primer ministro David Cameron. Pero el país se centrará en el reasentamiento de los refugiados de los campamentos en los países limítrofes de Siria, no los que ya entraron en Europa.

"Esto proporciona a los refugiados con una ruta más directa y segura para el Reino Unido en lugar de correr el riesgo del peligroso viaje a Europa, que ha costado tantas vidas"

Los refugiados recibirán una visa de cinco años de protección humanitaria, dijo.

Pero no todos los países europeos están abriendo sus brazos.

Dinamarca, por ejemplo, pagó por anuncios en árabe en cuatro periódicos libaneses sobre sus propias nuevas restricciones, como la reducción de las prestaciones sociales, para tratar de evitar que los refugiados entren en el país escandinavo.