Todd Stabelfeldt usa botones, una palanca y su iPhone 6 para llevar su negocio.

(CNNMoney)– Todd Stabelfeldt envía a su esposa un mensaje de texto romántico. Golpea ligeramente con la barbilla un botón montado en su silla de ruedas, y luego sonríe, satisfecho con su cortejo.

Tetrapléjico desde que tenía 8 años, Stabelfeldt no puede mover nada por debajo de su cuello. Ahora este ingeniero y hombre de negocios de 36 años ha convertido su silla de ruedas en un poderoso centro de comunicaciones móviles utilizando interruptores, un auricular Bluetooth y un iPhone 6.

Hace de promedio una llamada telefónica cada seis minutos y envía más de 100 mensajes al día. No usa mucho redes sociales distintas a LinkedIn, pero le encanta probar su elaborada instalación inteligente casera, leer libros, escuchar podcasts y buscar recetas en línea.

Stabelfeldt logra parte de esto con la ayuda de Siri, y el resto pulsando los botones físicos y con una palanca montada en su silla de ruedas cerca de su cabeza. Él es capaz de controlar toda la interfaz del iPhone, gracias a una función de iOS llamada Control Switch.

Se trata de una característica de accesibilidad para las personas con discapacidades físicas que no pueden usar una pantalla táctil de la manera tradicional. Transforma una interfaz complicada para el usuario en algo que se puede controlar con movimientos básicos.

En su forma más simple, el Control Switch de Apple funciona de forma automática en una pantalla del iPhone. Un trazo azul se mueve por sí mismo entre las aplicaciones u opciones de menú. Cuando llega al punto deseado, los usuarios activan su "interruptor" para seleccionarlo. El mismo sistema funciona con un teclado y la función Auto-complete para escribir un texto.

La configuración es sumamente personalizable para adaptarse a una amplia variedad de necesidades y situaciones. El sensor puede ser algo externo, como un botón o un tubo de respiración, o la totalidad de la propia pantalla táctil puede convertirse en un interruptor y la cámara frontal puede detectar movimientos de la cabeza hacia la izquierda o derecha. Puede ser configurado para trabajar con un solo botón o tantos como el usuario desee.

Stabelfeldt, quien se describe a sí mismo como un “friki”, tiene 12 botones. Con la práctica, los interruptores pueden ser tan rápidos como cualquier colección de accesos directos. Observar a Stabelfeldt usar su iPhone es un abrir y cerrar aplicaciones, textos y mensajes de correo electrónico que van y vienen.

"Es alucinante ser capaz de utilizar un teléfono inteligente para estar a cargo de la propia historia de uno mismo", dijo Stabelfeldt. "Que no necesites que otra persona esté a cargo".

La independencia ha sido muy importante para Stabelfeldt desde el día que su joven primo le disparó accidentalmente con un rifle antiguo. A los 16 años, se mudó de la casa de sus padres, con el tiempo obtuvo un título y se convertió en un ingeniero de software.

El Control Switch en las computadoras no es nada nuevo, pero fue recientemente incorporado a los teléfonos inteligentes con pantalla táctil. Apple añadió esta función a iOS 7 en 2013. Google a Android 5.0 en 2014.

Hasta hace un año y medio, Stabelfeldt utilizaba sobre todo computadoras para su trabajo. Ahora, su teléfono se ha convertido en su dispositivo principal. Él lo utiliza para llevar a cabo su negocio de gestión de servidores remotos y trabajar en una fundación que ayuda a las personas con discapacidad a encontrar independencia a través de la tecnología.

Su parte favorita del iPhone no es el trabajo, sino la conexión con su familia.  Stabelfeldt utiliza Siri para enviar un mensaje rápido a su esposa: "Dile a mi esposa, 'Te amo'".