Lilly García viajaba con su padre y su hermano, de 7 años.

(CNN)– Un hombre confesó el asesinato de una niña de 4 años en Nuevo México, dijeron las autoridades.

Tony Torrez, de 32 años, fue detenido el miércoles, un día después de un tiroteo en la carretera interestatal 40, en Albuquerque.

En el momento de su detención, los oficiales lo describieron como “persona de interés”, y se negaron a identificarlo en espera de nuevas investigaciones. Las autoridades lo identificaron la madrugada del jueves.

"Confesó el asesinato de la pequeña Lilly García", dijo el jefe de policía Gorden Eden.

Una llamada anónima de alguien que dijo que tenía información sobre el sospechoso supuso un giro en el caso.

La persona que llamó dio el nombre del sospechoso y, junto con otros datos de la comunidad, los detectives lo encontraron.

¿Por qué comenzó el tiroteo?

El incidente comenzó la tarde del martes cuando dos vehículos se cortaron el paso, según el oficial Simon Drobik, un portavoz de la policía.

Poco después, se oyeron disparos. Uno de los conductores reprendió al conductor del vehículo que transportaba a la niña y abrió fuego, dijo Drobik, citando al padre de la víctima.

El padre acababa de recoger Lilly y a su hermano, de 7 años, de la escuela. Los niños estaban sentados en el asiento trasero de la camioneta roja de su padre, dijo Eden.

"Para mí este es uno de esos crímenes inexplicables", dijo. "Esto nunca debería haber ocurrido”.

Las autoridades dijeron que creen que el sospechoso se detuvo junto a la camioneta y disparó varios tiros.

El sospechoso era el único ocupante en su vehículo.

Al parecer, la familia no conocía al sospechoso, dijo la policía a KOAT, afiliada de CNN.

“Múltiples disparos”

Antes de la detención, las autoridades expresaron su consternación por el asesinato de la niña.

"Había dos niños en esta camioneta contra la que este animal decidió abrir fuego solo porque le cortaron el paso en la autopista", dijo Tanner Tixier, otro portavoz de la policía.

Los investigadores aún estaban tratando de determinar el número de disparos.

"La información que hemos recibido de su padre es que escuchó varios disparos", dijo el jefe de policía.

Tras los disparos, el padre, junto con un par de enfermeras que se detuvieron a ayudar, dio a Lilly primeros auxilios mientras esperaban a los médicos.

Cuando llegaron, la llevaron al hospital, donde fue declarado muerta, informó KOAT.

"Tener a su hija en las manos en tales circunstancias va a acompañar al padre por el resto de su vida", dijo Eden.

Torrez está acusado de un cargo de asesinato, agresión agravada con un arma mortal, asalto con la intención de cometer un delito violento, disparos desde un vehículo de motor, abuso infantil, maltrato infantil con resultado de muerte y manipulación de pruebas.

Está detenido con una fianza en efectivo de 650.000 dólares.

Michael Martínez y Dana Ford contribuyeron con este reporte.