(CNN Español) – El acuario de Okinawa, Japón, se enorgulleció hace unos días de poder conseguir, por primera vez, que un tiburón blanco pudiera sobrevivir al cautiverio. Sin embargo, el animal murió tres días después.

El tiburón de 3,5 metros fue puesto en exhibición el pasado martes y murió en la madrugada del viernes, según Acuario Churaumi. La causa de la muerte aún está siendo investigada.

Tener un tiburón en cautiverio es considerado extremadamente difícil, pues son animales que necesitan constantemente nadar para obtener oxígeno y así mantener su temperatura corporal.

Uno de los visitantes al acuario japonés pudo grabar al animal mientras este se encontraba vivo.

La organización Blue Planet consideró que el cautiverio del tiburón fue la causa de la muerte y pidió que se evite tener a estos animales en acuarios.

Las probabilidades de ser atacado por un tiburón son alrededor de uno de cada 11,5 millones y cada año se registran alrededor de 70 ataques en el mundo, según un reporte de CNN.