(CNN) - El ritual nocturno para dormir de una bebé en Carolina del Sur ha conmovido a miles.

Kathryn y Caleb Whitt, de Seneca, llevaron a dormir con un poco de afán a su hija, Sutton, en la noche del domingo, por lo que no hicieron sus tradicionales oraciones nocturnas con ella.

Como muchos habitantes de las Carolinas en la noche del domingo, la pareja estaba viendo el partido del título de Panthers en el campeonato de la Conferencia Nacional de fútbol americano (NFC) y no querían perderse el final.

"Empezamos a oír ruidos arriba", dijo Kathryn Whitt, profesora de preescolar. "Así que activamos el monitor de bebés en mi celular y empezamos a grabar".

Para la sorpresa de los padres, la menor de dos años estaba rezando por sí misma.

Normalmente, la bebé hace sus oraciones rápidamente, tomándole 20 segundos recitarlas. Pero esa note tomó más tiempo en sus rezos. En el video, ella dice con cuidado los nombres de las personas por las que ora y agradece muchas veces. Sutton menciona a todo el mundo: desde su abuela a sus padres e incluso Santa Claus.

Kathryn Whitt solo pudo capturar la última parte de la oración de dos minutos de la niña.

"Quedé asombrada de que a su edad pensara en todos por los que quería orar", dijo la madre.

La bebé termina sus oraciones mencionando sus padres de nuevo antes de concluir con un gran amén.

El video fue compartido en Facebook, para amigos y familiares, y ha sido compartido miles de veces desde entonces. Al principio, Kathryn Whitt se debatió publicar el video, pero dice estar abrumada con las respuestas positivas.

"Casi inmediatamente gente de todas partes nos enviaron mensajes diciendo que tocamos sus corazones".

En cuanto a la pequeña Sutton, acompañó a su madre en el trabajo esta semana, y allí las personas le pidieron autógrafos.

"Ella sabe que es parte del algo grande, pero no sabe exactamente qué", dijo Kathryn Whitt.

El momento de oración en la casa de los Whitt también ha cambiado desde que el video del domingo se volvió viral, dijo la madre de Sutton. La bebé ahora reza con más entusiasmo antes de dormir.