Jackson Martinez llegó al Atlético de Madrid el verano pasado. (Crédito: Denis Doyle/Getty Images).

(CNN) – Los esfuerzos de China por convertirse en una superpotencia del fútbol han alcanzado un nuevo nivel.

El miércoles, su club principal, Guangzhou Evergrande, pagó 45,8 millones de dólares para fichar al delantero del Atlético de Madrid, Jackson Martínez, un récord en el precio de transferencia para la floreciente Superliga China.

Martínez, un internacional colombiano de 29 años de edad, fue fichado con un contrato de cuatro años y comenzará a entrenar con el club la próxima semana en Dubái.

El trato, el cual Evergrande anunció a través de Twitter, es el último de una serie de transferencias de alto perfil realizadas por equipos de la CSL en semanas recientes.

El Jiangsu Suning FC fichó recientemente a Ramires, el brasileño internacional del Chelsea, de 28 años de edad, con un contrato de 28,5 millones de dólares, mientras que el Shanghai Greenland Shenhua fichó a la estrella colombiana, Fredy Guarin, del Inter de Milán por una cantidad reportada de 14 millones de dólares.

En junio pasado, el Evergrande también fichó al astro brasileño y exmediocampista del Tottenham Hotspur, Paulinho, por 14 millones de dólares.

Las transferencias de alto perfil y de alto precio indican que China está dedicada a hacerse un nombre por sí misma en el escenario del fútbol mundial.

Aunque la ventana de transferencias de Europa cerró el lunes, los clubes chinos aún pueden fichar hasta el 26 de febrero.

Martínez tuvo un breve paso por España, donde anotó tres goles en 15 partidos luego de su traspaso del Porto por 38 millones de dólares en julio del 2015.

Él había sido prolífico en sus tres años en Portugal, donde anotó 67 veces en la categoría más alta.