(CNN) - El viaje de Waris Ahluwalia a México comenzó como una emocionante visita a una muestra de arte contemporáneo.

Pero ahora el actor, modelo y diseñador dijo estar atrapado en el aeropuerto de la Ciudad de México debido a que la mayor aerolínea del país no le permitió embarcar en un vuelo a Estados Unidos por no quitarse el turbante en público.

Ahluwalia, que es sij, dijo que el personal de Aeroméxico y de control de seguridad le dijeron que tenía que comprar un billete en una aerolínea diferente, tras negarse a quitarse el turbante que lleva como parte de su fe.

"Yo estaba molesto, tenía ansiedad, estaba temblando, no hablaba", le dijo Ahluwalia a CNN. "Y entonces me di cuenta, claramente, que no habían sido entrenados adecuadamente. Sabía que gritando no conseguiría nada”.

Entonces, el actor, que trabajó en películas como The Grand Budapest Hotel y The Darjeeling Limited, llamó la atención sobre su situación en redes sociales, con la publicación de una foto de lo que dijo era su billete de avión cancelado.

En otro post, el también diseñador de joyas con su marca House of Waris, dijo que llegaría tarde a la Semana de la Moda de Nueva York de este año debido a la decisión de la aerolínea.

"No inicien la presentación sin mí", escribió.

Aeroméxico: cumplimos con el protocolo

Un portavoz de la aerolínea dijo a CNN en una declaración escrita que a Ahluwalia "se le pidió someterse a un examen e inspección antes del embarque, en estricto cumplimiento de protocolo de la Administración de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos (TSA, por sus siglas en inglés)".

"Hemos ofrecido (dos) alternativas para que el pasajero llegara a su destino tan pronto como sea posible", dijo el portavoz Amilcar Olivares. "Sinceramente, lamentamos cualquier inconveniente causado por este incidente".

Ahluwalia dijo que la aerolínea cambió su tono después de que hizo pública su situación y reconoció que le han ofrecido la oportunidad de viajar en otros vuelos.

Pero dice que no subirá a un avión de vuelta a Nueva York hasta que la aerolínea emita una disculpa pública y el personal de seguridad del aeropuerto reciban formación de sensibilización sobre la forma de controlar a los pasajeros con vestimenta religiosa.

Los que usan turbantes no deben sufrir discriminación, dijo Ahluwalia. Los viajeros deben ir a una zona privada si se les pide retirar su turbante, dijo, como indica la política de la TSA.

"No estoy enojado con Aeroméxico. Todo el mundo comete errores. He cometido errores", dijo. "Pero lo que nos hace diferentes es la forma en que respondemos y reaccionamos a los errores que cometemos. Ellos no sabían. No puedo culparlos por eso, pero la ignorancia y el miedo es la bandera que llevan los seres humanos, y tenemos que estar atentos para combatirlo".

Los hombres sij llevan turbante desde 1699, cuando el último guru vivo otorgó una identidad única sij basado en cinco artículos de fe, entre ellos, un brazalete de acero que significa una realidad que no tiene principio ni fin; una espada que representa la determinación y la justicia, y el pelo no cortado como un regalo de Dios y una declaración de humildad.

Moni Basu contribuyó con este reporte.