(CNN) - Antes de que el mundo se enfoque en las Olimpiadas de Río, otro país sudamericano dominará las noticias.

Durante julio, Argentina se vestirá de blanco y azul para el bicentenario de su declaración de independencia, el 9 de julio de 1816.

Nunca ha sido una fiesta patriótica tan frenética como en Buenos Aires.

La mega ciudad de amplios bulevares y fachadas neoclásicas, donde las villas coloniales se unen a los edificios modernistas, está en el corazón de la nación argentina.

Si bien tiene reputación de ser la París de Latinoamérica, Buenos Aires tiene precios razonables y es un destino sorprendente en cuestión de valor-precio.

Sobre todo, algunas de las mejores cosas que hacer en la capital de Argentina son gratuitas.

Cementerio de la Recoleta

Cementerio-Recoleta-Buenos-Aires-CNN

A pesar de ser el lugar de descanso de los dignatarios argentinos, guardados en memoriales de mármol, la tumba de Evita Perón –enterrada bajo su apellido de soltera, Duarte— es lo que ha convertido el cementerio en la atracción número uno en Buenos Aires.

El mausoleo de la familia Duarte está cerca de la entrada y es sencillo de encontrar.

Pero el pasaje angosto frente a él –mide lo justo para que pase una persona- hace que sea casi imposible de fotografiar, a menos que tengas un lente de ángulo amplio.

En el camino, puedes detenerte a admirar la estatua del querubín dormido que resuena con cada visitante y preguntar por la otra notoria residente de Recoleta: Rufina Cambaceres, quien aparece abriendo la puerta de su propia tumba.

La leyenda cuenta que Rufina fue enterrada viva después de que los doctores diagnosticaran mal su estado cataléptico y despertara gritando dentro de su tumba.

Para cuando los cavadores de tumbas llegaron a ella, había muerto, esta vez, de verdad.

Mercado de San Telmo

Los domingos, entre las 10 a.m. y las 5 p.m. hay un evento imperdible en Buenos Aires –el mercado de pulgas de la Plaza Dorrego, en el barrio de San Telmo.

Desde 1970 ha operado como el principal mercado de antigüedades al aire libre de la capital argentina.

Aquí es donde los vástagos de la ciudad vendieron la plata de la familia durante las depresiones de 1980 y 1990, atrayendo a casas de subastas de Europa y Estados Unidos.

Hoy, un mercado cubierto cercano ha absorbido el desborde de la plaza y cualquier acuerdo se debe regatear en las tiendas aledañas.

Estas compiten con vendedores de alimentos, estantes de productos orgánicos, vendedores de libros de segunda mano, kioscos de teléfonos celulares, puestos de cervezas y vendedores a pie que ofrecen cualquier cosa que imagines.

Pero la razón principal para visitar San Telmo es para ver, admirar y aplaudir a los demostradores de tango: jóvenes, viejos, pero jamás sin gracia, mantienen a las audiencias encantadas.

La Casa Rosada

La Casa Rosada, el famoso palacio presidencial, es el punto principal de la Plaza 25 de mayo de Buenos Aires.

Fue nombrada en honor a la fecha de la primera revolución exitosa en Sudamérica que eventualmente derivó en su independencia.

La mayoría de los visitantes se contentan con tomarse una foto afuera.

Pero si vas en sábado o domingo puedes visitar el edificio sin costo (debes presentar tu pasaporte para entrar).

Primero entrarás a la recepción, que alberga la Galería de Patriotas, con retratos de figuras políticas latinoamericanas desde Salvador Allende y el Che Guevara, hasta Evita Perón, residente de la Casa Rosada.

A tu derecha encontrarás la pequeña capilla de Nuestra Señora del Rosario y un patio conmemorativo de la Guerra de las Malvinas.

A tu izquierda, el patio de las palmas te llevara a una sala conmemorativa llena de bustos de personajes ilustres, que se abre a un pórtico enorme.

Si tienes suerte, podrás visitar la suite presidencial en el primer piso, que no siempre está abierto al público.

La Casa Rosada – Palacio de Gobierno| Plaza de Mayo, Buenos Aires, Argentina

Reserva Ecológica

Reserva-ecológica-Buenos-aires

Puedes pasar días enteros en Buenos Aires sin ver el Río de la Plata, la razón de ser de la ciudad.

Y aún así, existen 360 hectáreas de pantanos en la ciudad.

La Reserva Ecológica Costanera Sur, probablemente el área protegida de mayor valor del mundo, justo en medio de propiedades de alta categoría, es una bendición para los senderistas, ciclistas y observadores de aves.

Puedes pasar el día paseando en su circuito de 22 kilómetros.

O hacer un picnic cerca del Río de la Plata.

Si bien las aguas cafés llenas de sedimento del río no son precisamente tentadoras, la ausencia de marea y su poca profundidad –puedes caminar 300 metros adentro y el agua no llegará ni a tus rodillas- lo vuelven un lugar popular para las familias locales.

Tour Papal

El papa Francisco es una fuente de orgullo entre los porteños.

Así que no sorprende que no solo uno, sino dos tours papales gratuitos sean parte de la oferta en su ciudad natal.

Un tour íntimo a pie –uno a uno- por su niñez en el barrio Flores comienza en la Basílica de San José, donde el Jorge Bergoglio de 17 años tuvo una epifanía durante una confesión.

Continúa en la modesta casa donde nació, su jardín de niños y escuela primaria y termina en otra casa en la que creció.

Un tour en autobús de tres horas te lleva más lejos y empieza en la Catedral Metropolitana donde celebró misas como arzobispo de Buenos Aires.

Este tour te lleva al seminario al que asistió en Balvanera y el Santuario de María Auxiliadora, cuya veneración apoyó.

Si bien el recorrido en autobús es más cómodo y ves más, sólo te detienes en un puñado de lugares.

Circuito Papal en Bus | Rivadavia Av. 6950, Buenos Aires Argentina

La Boca

San-Telmo-mercado-CNN-Buenos-Aires

Cerca del estadio del Boca Juniors de la leyenda del futbol Maradona, La Boca solía ser el puerto principal de Buenos Aires.

Abandonado en los años 1980 y 1990, se reinventó con explosiones extravagantes de kitsch.

Nada es sofisticado o sutil en La Boca: paredes brillantes, figuras caricaturescas, figuras de papel maché y grafiti ordinario gritan en tu cara.

Aún así es todo un espectáculo.

Las calles de La Boca son una galería de arte vivas del siglo 21.

Nadie debería dejar Buenos Aires sin visitarlas.

Museo Nacional de Bellas Artes

Cualquier museo que puedas visitar gratis es un plus para tus vacaciones, pero este aparte cuenta con tours gratuitos.

Estos se ofrecen cuatro días a la semana –revisa los horarios y fechas antes de ir— y los guías tienen todo el conocimiento, son profesionales y entretenidos.

Si bien el museo cuenta con obras de muchos nombres familiares (Modigliani, El Greco, Goya, Picasso, Rodin), su fuerte es la riqueza del arte argentino.

El museo abre todos los días hasta las 8:30 pm.